miércoles, 31 de mayo de 2017

Repaso al proceso de cambio evolutivo #2: realidades paralelas que convergen. Por David Topí



Se dice que cuando una persona llega a la convicción de que las respuestas que busca están en su interior, y no fuera, ha llegado a descubrir uno de los secretos más anhelados y mejor guardados de todos los tiempos, pues, efectivamente, la conexión de nuestra personalidad con nuestro propio ser es la que nos proporciona el acceso a ese conocimiento, información y respuestas que, en general, todos intentamos buscar por todos los medios posibles en muchos otros sitios. Esto es así, como ya sabemos, por naturaleza, por programación, por diseño, ya que, cuando se modificó genéticamente el vehículo físico que usamos, el cuerpo humano, se modificaron también las estructuras mentales para orientar nuestra esfera de consciencia hacia el exterior, hacia el mundo material por completo, desconectando la parte que “miraba hacia el interior”, hacia nuestro ser, nuestro Yo Superior, y que permitía que fluyera la información y conocimiento necesario para poder gestionar la realidad y el camino de cada uno sin tener que recurrir a fuentes externas. Luego, como todos sabéis, estas fuentes de información fueron copadas y usurpadas por las estructuras de poder que entonces limitaron, encerraron y forjaron los dogmas, sistemas de creencias, religiones y todo aquello que, a partir de entonces, daría al ser humano las respuestas que buscaba, aunque fueran distorsionadas respecto a la “verdad” interior que todo el mundo posee.

Un proceso de reversión a gran escala

Puesto que el acceso a nuestro ser se convirtió en algo que requería un esfuerzo y una cantidad de desprogramación enorme para que volviera a ser algo natural y fluido, pocas personas a lo largo de la historia llegaron a revertir por completo su esfera de consciencia y volver al estado “original” de conexión interna total mientras gestionaban su realidad exterior. Escuelas de misterios y esotéricas de la antigüedad guardaron este conocimiento y la forma de hacerlo, y solo lo transmitían a unos pocos que eran capaces de demostrar el tesón, la paciencia y la voluntad para deshacer en ellos lo que aquellos “dioses de la antigüedad” hicieron con todos.

Fast forward unos cuantos milenios y llegamos a la situación actual, donde se está volviendo a hacer imperativo que el ser humano recupere el control de su realidad y la conexión con aquello que realmente es, antes de que los ciclos que rigen las octavas macro de los procesos evolutivos separen por completo las dos realidades principales que existen ahora y que ya explicamos hace un par de artículos.

Realidades y sub-realidades paralelas

maxresdefault
Si habíamos hablado de que actualmente co-existen dos macro realidades que habíamos llamado la “matrix 7.8Hz” y la “matrix 15,6Hz”, nos faltaba por ahondar e hilar más fino en el contenido de cada una de esas dos realidades, para explicar las subdivisiones o “sub-realidades” paralelas que existen en ellas y que también están cambiando.
Sabemos que existimos plenamente en una de esas dos “matrix”, vamos a poner la 7,8Hz (aunque su frecuencia base ahora sea 12, 13 o la que esté). Esta realidad tiene a su vez muchas sub-realidades coexistiendo dentro de ella misma, así, no solo estamos dentro de una estructura holográfica que nos une a todos en una misma matrix, sino que múltiples realidades paralelas también forman parte de ella. En un entramado de 4 dimensiones (tres espaciales y una temporal), existen 16 realidades paralelas principales, dentro de las cuales co-existen otras múltiples sub-sub-realidades. Esto es complejo, pero un entendimiento básico de la idea bastará para comprender que no solo se están dando cambios en la matrix 7,8Hz en general, sino que muchas de sus realidades interiores están también “colapsando” y convergiendo entre si.

Unión y colapso entre realidades

Visualizad muchas pompas de jabón entrelazadas entre si, y todas metidas dentro de una pompa mucho más grande que las une a todas. La pompa grande y global es la realidad común consensuada para todos, y que tiene el término genérico de “matrix 7,8Hz” o “matrix 15,6Hz”, mientras que las pompas menores e interiores son las diferentes sub-realidades que conviven dentro de cada matrix. En términos cuánticos, o en términos de las teorías que nos tratan de explicar el porqué de la existencia de estas realidades adyacentes con la nuestra, decimos que vivimos en un multiverso, pero para no liarnos, vamos a simplemente entender que esas pompas de jabón, están uniéndose, colapsando unas con otras, fundiéndose y convergiendo, para intentar dar como resultado una única macro-realidad para cada matrix, de forma que, luego, con una solo realidad macro por matrix, a nivel “global”, podamos saltar de la matrix “inferior” (la de menor frecuencia) a la superior (la mayor) de forma conjunta.
es
Soy consciente de que esta explicación es compleja, pero es lo que necesitamos para completar las piezas del rompecabezas sobre lo que está actualmente sucediendo respecto los cambios que estamos viviendo.
¿Y esto a que viene?
Entonces, si esto es así, ¿cómo me afecta y porqué tendría que importarme lo que esté pasando en otras realidades?
Buena pregunta, ya que, en principio, nosotros solo somos conscientes de una sola de esas realidades, aquella a la que estamos anclados y sintonizados por aquello que, en los libros de Castaneda, se denomina el “punto de anclaje”, que no es más que una parte de la estructura energética del ser humano que nos mantiene “unidos” y sin posibilidad de movernos de la realidad que nos toca (a no ser que, como buen chaman o iniciado, seas capaz de moverte entre realidades moviendo, como decía Don Juan, tu punto de anclaje).

La respuesta al porqué nos interesa tener una noción de lo que está pasando es por la repercusión que tiene en nosotros, y por los efectos que genera el colapso y convergencia de diferentes sub-realidades en una sola. Estos procesos llevan a un incremento de todo tipo de fenómenos raros, conocidos con el nombre del efecto Mandela, deja-vus, alteraciones de la realidad en las que nos suceden cosas que no podemos explicar pero que somos conscientes que han sucedido y hemos vivido con total certeza, etc. No son producto de la imaginación, y no son producto de nuestros delirios mentales, sino que son resultado de movimientos energéticos a gran escala que en ciertos momentos, pueden descolocarnos por completo. Puesto que cada uno de nosotros tiene sus contrapartidas en otras realidades paralelas (la película “Coherence” es estupenda para ver esto, o “Las vidas de M.Nobody”), estamos sintiendo y viviendo con más intensidad, sin saberlo, efectos de causas que no se encuentran en nuestro mismo entramado o sub-sub-realidad, sino que pertenecen a causas originadas en otras versiones de nosotros mismos y de nuestra estructura multidimensional.

De nuevo, es complejo, y no siempre bien comprendido, pero espero haber sido capaz de introducir la idea de que dentro de las dos grandes matrix que ya hemos explicado, existen mini-realidades múltiples que están sufriendo también muchos cambios, y que si que nos afectan mucho más directamente en el día a día a todos nosotros. Sumamos a eso los procesos evolutivos internos que cada uno ha de completar, y las experiencias por las que podáis estar pasando para cerrar y transitar vuestras propias octavas evolutivas, y es normal que tengamos la sensación de que todo está un poco revuelto y que nos sintamos “desincronizados” con muchas de las cosas que nos suceden.
un abrazo, 
David Topí

http://davidtopi.com

Falta de respeto o comentarios ofensivos también es maltrato psicológico.


El maltrato psicológico está en cosas pequeñas del día a día, como faltas de respeto o comentarios ofensivos.
Silvia Congost, psicóloga autora del libro «Si duele, no es amor», aboga por eliminar todo tipo de sufrimiento de las relaciones sentimentales

Cuando se habla de violencia de género se asocia, sobre todo, con el maltrato físico del hombre hacia la mujer. Sin embargo, hay otro tipo de maltrato que está incluso más presente y puede llegar a pasar muy desapercibido: el psicológico. Son muchas las mujeres que lo sufren y no son conscientes de ello, o lo son y no se deciden a ponerle remedio. El sufrimiento que puede darse en algunas relaciones lo trata la psicóloga Silvia Congost, experta en autoestima, dependencia emocional y conflictos de pareja, en su nuevo libro «Si duele, no es amor» (Zenith, 2017).

El sufrimiento, cuenta esta experta, no debería estar presente en las relaciones de pareja. Sin embargo, no todo sufrimiento se considera maltrato, aunque todo maltrato sí conlleva sufrimiento. Además, esta angustia la causan, en numerosas ocasiones, pequeños detalles que, a simple vista, no se conciben como maltrato psicológico, aunque en realidad lo son. «El maltrato psicológico muchas veces pasa desapercibido porque está en cosas pequeñas del día a día que las vamos normalizando y ya ni siquiera nos damos cuenta, como faltas de respeto o comentarios que son ofensivos, a los que no les damos importancia y que muchas veces tienen muchísima», asegura.


Otro de los principales problemas que suele verse reflejado en las situaciones de violencia de género es el miedo de la mujer a abandonar al maltratador. Los motivos pueden ser varios, tal como confirma Congost, aunque la pena, sin duda, es uno de los más significativos.
«El maltratador tiene esa doble cara de que cuando ve que la otra persona se plantea dejarle, empieza a llorar, a asegurar que cambiará... etc.». Sin embargo, hay otra variable que provoca que la víctima no sea capaz de dejar la relación: la baja autoestima. «El maltratador acostumbra a ser una persona que hace que baje mucho la autoestima de la víctima, le hace sentir a la otra persona que no es capaz de nada, que no va a poder ir a ningún sitio, que no sirve para nada. La persona acaba creyéndose esto y tiene tanto miedo a salir de ahí, de esa zona conocida, que prefiere quedarse».

Los hijos son, aunque no sean maltratados por el padre —cosa que pocas veces ocurre en una situación de violencia de género— otros grandes perjudicados de la situación. Esta psicóloga explica que, en general, los niños tienden a reproducir el comportamiento de uno de los dos progenitores, de manera que «si ha visto que el padre maltrataba a la madre, por ejemplo, o hará lo mismo con su pareja en un futuro, o será una persona que reproducirá el rol de la madre y buscará un maltratador, porque será una persona sumisa».

Precisamente a partir de este aspecto insiste Congost en la importancia que tiene la educación para acabar definitivamente con la violencia de género. A su juicio, se está educando mejor sobre la violencia física, pero no sobre el maltrato psicológico. Para que esto cambie, explica, hay que educar a las personas desde que son niños, para que tengan claros dónde están los límites que se deben poner en cada situación.

Tan sutil puede llegar a ser este maltrato psicológico que pueden darse casos en los que los que lo cometen no son conscientes de ello. De hecho, Congost considera que es lo que ocurre en la mayoría de los casos. «Muchos maltratadores psicológicos no se dan cuenta de que lo son. Para ellos todo lo que hacen es normal. Hasta que no despiertan son inconscientes, no se dan cuenta de lo que hacen. Y son pocos los que acaban siendo conscientes», expone.

Sin embargo, y aunque la mayoría de los casos que se dan son de maltrato del hombre hacia la mujer, Congost asegura que ella también recibe casos en los que es el hombre la víctima de maltrato. «Hay muchos casos, aunque nos sorprenda, de maltratos a hombres, y es increíble porque les cuesta mucho más pedir ayuda», explica.

Las secuelas que deja este tipo de maltrato son, en numerosas ocasiones, más duras que las del físico. Sin embargo, asegura esta experta, no es imposible recuperarse de ellas, pero para ello es esencial recuperar la autoestima que se ha perdido. «Lo más importante es recuperar la dignidad. Es el golpe más fuerte», concluye.


Fuente: ABC.es
http://www.diapordiamesupero.com


CLASE 8 - ¿POR QUÉ BUSCAMOS EL CONTACTO? Por Alexiis


Nada hay más cerca de nosotros, salvo el amor de Dios, que la presencia de nuestros ángeles de la guarda. Nos conocen mejor, en forma más íntima, que nuestros padres o nuestros cónyuges. Se ocupan apasionadamente de nuestro bienestar espiritual y también de nuestra salud física, en cuanto ésta pueda efectuar lo espiritual (cosa que siempre sucede).

Desde el momento de nuestra concepción, nuestros ángeles guardianes nos han acompañado, manteniendo sin cesar su contacto con nosotros. Saben lo que hacemos, conocen nuestras penas, se enteran de cuanto vemos y decimos. Tienen a su cargo la vida y la muerte de toda célula viviente y nos aman, porque son serse enviados por Dios y Dios es amor.

Y el amor es la más básica, bella e importante de todas las comunicaciones, así como la más poderosa. Es algo tan sencillo como el niño protegido en brazos de su madre y al mismo tiempo tan complejo como la mujer sin hogar, enferma de SIDA, que, cuando encuentra a alguien más necesitado que ella, le brinda su único tapado para que se abrigue. Es hermoso, porque el amor crea belleza en el espíritu que ama y del que es amado. El amor es importante, porque nos trae el recuerdo de Dios, y Dios es amor. Y es poderoso, porque puede transformar nuestras vidas con más fuerza que un terremoto.

El amor tiene necesidad de comunicarse. Ansía llegar al amado para que cada persona sepa que es admirada y querida y que alguien está cuidando de ella. Cuando le resulta imposible alcanzarnos por medio de hechos o de palabras, lo hace en espíritu. Necesita, debe comunicarse.
Nuestros ángeles nos aman, y porque nos aman sólo piensan en nuestro bien. Quieren que nos sintamos felices y estemos en paz, desean que todos nos enteremos de cuánta es la sabiduría, la misericordia y el amor que ellos tienen. Quieren lo mejor para todos nosotros.

Por nuestra parte, también amamos a nuestros ángeles, aunque la mayoría de las veces no estamos conscientes de ello. Quizás hayamos tenido alguna intuición de su labor en algún momento de la vida, como la mano que nos retuvo en el momento en que íbamos a ponernos delante de un camión, o aquella oleada de consuelo cuando llorábamos la muerte de un amigo bienamado, muerto no hacía mucho. Y también, sencillamente tenemos fe en la existencia de los Ángeles y en que ellos nos aman y se ocupan de nosotros.

Pero, en última instancia, ya sea que hayamos visto o no a nuestros ángeles, hayamos podido hablar con ellos o no, lo que queremos es comunicarnos con esos seres. Deseamos verlos cara acara para agradecerles todo lo que cuidan de nosotros y cuánto nos guían. El ansia de tener una de esas formas de contacto es absolutamente normal. No tiene nada de extraño. El amor se encarga de salir en busca de lo que debe amarse: Dios lo hace; nuestros ángeles nos buscan, y nosotros buscamos a Dios y a todos los que se relacionan con Él o provienen de Él. Para eso estamos hechos y eso es propio de la naturaleza humana.

El universo entero se maneja y alimenta con las energías del amor. El mundo se trasformaría todo, absolutamente todo lo relacionado con nuestras vidas, fuera motivado por el amor y recibiera su energía del amor. Creo que muy en lo hondo de nuestro corazón, todos estamos enterados de esto, pero tememos vivir de acuerdo con esas reglas, tal vez con la esperanza de que algún otro ponga a rodar la bola para que todos los demás podamos seguirla. Los ángeles están en condiciones de ayudarnos a dar más fuerza a nuestro amor, de modo que por eso queremos buscarlos y aprender.
Nosotros decimos que no lo hemos oído ni lo hemos visto alguna vez, pero es que no nos hemos dado cuenta. Para conseguirlo, necesitamos desarrollar nuestra visión interior, nuestra conciencia hacia adentro, oír lo que sucede dentro de cada uno. Sólo entonces van a funcionar nuestros ojos y nuestros oídos.

Y no hay otra forma de desarrollar la sensibilidad con respecto a nuestros ángeles, que constantemente nos hablan en lenguas angélicas, que están mucho más allá de lo que pueden captar los sentidos humanos. Hemos de preparar neutro espíritu y nuestro corazón, y en ocasiones incluso nuestro cuerpo, y entonces sí estaremos en condiciones de que los ángeles lleguen hasta nosotros en tal forma que podamos reconocerlos como seres angélicos.

Los motivos que nos muevan a desear tales encuentros han de ser puros y en absoluto originados en algún interés personal. Incluso así, debemos aceptar que tales encuentros podrían llegar a no concretarse nunca. No hay ruego ni promesa, por grande que sea, capaz de impulsar a nuestros ángeles a ponerse en contacto con nosotros. Nuestras conversaciones con el ángel custodio de cada uno - en lento avance- han de buscarse dentro de los límites del reino espiritual y nunca en la esfera física. Cuando sea necesario, dentro de esta dimensión, llevar a cabo una entrevista con nuestro custodio, Dios y nuestros ángeles habrán de encargarse de que ello sea posible.

¿Qué determina el contacto?

Cuatro factores que han de presentarse juntos, determinan si advertiremos o no que tenemos un contacto con nuestros ángeles:

Ø Si forma parte del plan de Dios;

Ø Si en verdad conocemos y entendemos qué son y qué hacen los ángeles, así como aquello que pueden hacer o no;

Ø Si son puros nuestros deseos para desear un encuentro de esa clase, y;

Ø Si estamos preparados para un encuentro

El primero de esos factores - si forma parte del Plan - está totalmente fuera de nuestro control. Sin embargo, entiendo que si rezamos con fervor y sinceridad pidiendo el privilegio de ver a los ángeles de Dios con nuestros ojos de seres humanos, así como merced a nuestra percepción interior, el encuentro podría concederse.

Desde luego, la concesión de ese pedido habrá de depender siempre del porqué de nuestro deseo de tener un encuentro angélico. Si las razones son puras y libres de motivos tales como la autogratificación, una curiosidad ociosa o el deseo de controlar a otros, o incluso sentir celos de quienes sí han tenido encuentros con ángeles, entonces podríamos estar más cerca de que el deseo nos sea concedido.
Y en cuanto se refiere a estar preparados o no, ya es una cuestión del estilo personal de nuestra vida.

* * * * *

LOS CHAKRAS

Así como el sistema nervioso coordina la actividad dentro del cuerpo físico, existen en el cuerpo energético centros que ayudan a integrarlo en nuestro vehículo físico, con nuestra mente y nuestras emociones. Así como hay en el cerebro diferentes zonas que se relacionan con diferentes funciones físicas y mentales, así cada uno de estos centros se relaciona también con diferentes funciones. Están localizados, no sólo en la cabeza, sino por todo el cuerpo.

Estos centros energéticos se denominan chakras, palabra sánscrita que significa "rueda", pues cuando volvemos nuestros sentidos hacia adentro para explorarlos los vemos y sentimos como discos o esferas giratorias. Hay ocho chakras principales que se disponen en línea, desde la base de la columna hasta la parte alta de la cabeza, y es con estos centros energéticos con los que trabajaremos en el siguiente proceso de cimentación .

Hasta hace poco nos concentrábamos en siete chakras principales, pero a medida que evolucionamos y nos vamos acercando a los ángeles, un nuevo chacra está despertando dentro de nosotros. Los llamamos chakra del timo. Se encuentra entre los chakras del corazón y de la garganta. Así como los ángeles están abiertos a toda la vida, este nuevo chakra nos sostendrá mientras aprendamos a abrirnos más y más los unos a los otros.

La función del chakra del timo es generar paz y amor universal. También se vincula con la glándula timo, parte importante de nuestro sistema inmunológico. El despertar de este nuevo chakra fortalecerá nuestro sistema inmunológico y nos ayudará a tratar con el cáncer, el SIDA, las enfermedades del corazón, los ataques y otros males.
Dedica el tiempo necesario a estudiar el diagrama siguiente, para poder familiarizarte con la localización de los chakras y los colores que se relacionan con ellos.

Chakra de la Raíz: Base de la columna, su función es la supervisión y seguridad; color - rojo; elemento - tierra; reino mineral.

Chakra Sexual: Bajo vientre; sexualidad, creatividad, naranja; elemento agua; reino vegetal.

Chakra del Plexo Solar: Región del plexo solar; función - logros y poder; amarillo; fuego, animal.

Chakra del Corazón: Centro del pecho; amor; verde; aire; humano.

Chakra del Timo: Parte superior del pecho; compasión, paz; aguamarina; reino - enlace con el mundo del alma.

Chakra de la Garganta: Garganta; comunicación; azul; reino angélico.

Chakra del tercer Ojo: Centro de la Frente; intuición; añil; arcángeles.

Chakra de la Coronilla: Parte superior de la cabeza: conciencia cósmica; violáceo; el Creador.

Cuando te hayas familiarizado con el diagrama y el gráfico, estarás listo para explorar tus chakras.
La mayor parte de las personas no sabe dónde tiene el páncreas o el hígado, mucho menos los órganos del cuerpo sutil. Tal vez no sientas tus chakras la primera vez que hagas un ejercicio con los chakras. Quizás tampoco los veas. O puedes sentir algunos con más potencia que otros. No te preocupes si no lo consigues de inmediato. La afinación de los sentidos sutiles es progresiva; cuanto más repitas los ejercicios, más mejorarás.

Observa si algunos son más fáciles de percibir que otros. Aspira más profundamente hacia aquellos con los que te sientas menos vinculada, hasta que tu conciencia de todos sea igual, hasta que todas sus luces brillen con potencia.

Las energías de cada chakra se relacionan con zonas de tu vida cotidiana y física. Te proporciono un breve resumen de los principales asuntos pertinentes a cada uno, en lo mental y lo emocional, en lo físico y en lo psíquico. Concéntrate en un chakra determinado cuando estás dedicada a la actividad correspondiente, puede ayudarte a fluir en armonía con tus más elevadas intenciones.

RAÍZ: Seguridad, cimentación, presencia, confianza; aparato digestivo inferior.

SEXUAL: Sexualidad, sensualidad, intimidad, creatividad; glándulas y órganos sexuales; clarisensitividad.

PLEXO SOLAR: Poder, control, logros, autoestima; glándulas adrenales, tubo digestivo superior; sensibilidad de las "ondas" de gentes y sitios.

CORAZÓN: Amor, compasión, perdón, entrega, aceptación; corazón y sistema circulatorio; empatía.

TIMO: Amor universal (incondicional), hermandad, lazos con toda la humanidad, paz; timo y sistema inmunológico; telepatía.

GARGANTA: Comunicación, espontaneidad, hablar y oír la verdad; tiroides, garganta y oídos; clariaudiencia.

TERCER OJO: Sabiduría, discernimiento, visión espiritual, glándula pineal, cerebro / mente; clarividencia.

CORONILLA: Yo Superior, espiritualidad; pituitaria, cuerpo energético; conciencia cósmica.

Como verás, si tienes dificultades con tu hogar y tu trabajo, el que participa es tu chakra de la raíz. Los problemas financieros se relacionan con los chakras de la raíz y del plexo solar, puesto que las preocupaciones monetarias afectan tu sentido de la seguridad y de tu imagen personal.

Si analizas temas relacionados con el amor y las relaciones, trabaja con el chakra del corazón. Si estás estudiando para un examen, presta atención a tu tercer ojo. Si piensas en cambiar de ocupación para dedicarte a un objetivo en concreto, ten conciencia de tu chakra del plexo solar.

En cuestiones de salud, puedes consultar el detalle y ver dónde los chakras se relacionan con tu cuerpo físico. Una ronquea o una laringitis involucra el chakra de la garganta; si tienes problemas estomacales, trabaja con el chakra del plexo solar, que se relaciona con la parte superior del tubo digestivo.

* * * *

EL ÁNGEL DE LA ACEPTACIÓN

Un ángel que se especializa en ayudarte a confiar en el proceso divino, a tener fe en tu futuro y en el futuro del mundo, y a aceptar que la voluntad y el plan de Dios son extremadamente buenos, es el Ángel de la Aceptación conjunto con el Ángel de la Paciencia.

Este ángel es de naturaleza femenina. En la mitología griega se la conocía como Iris, "la diosa del Arco Iris, dotada de alas doradas y mensajera de los dioses.. Era la encargada de transmitir a los hombres las órdenes de los dioses, viajando por el camino del Arco Iris". También se la llamaba Reina de los Cielos, y se dice que era la mensajera habitual de la Reina de los Dioses, la guardiana de los Misterios.

Examinemos un poco las palabras clave que acabamos de ver: El arco iris representa el canal o pasaje entre el reino de la tríada espiritual, o divina conciencia, y la personalidad, y es también el camino que recorre Iris al traer los mensajes que provienen de lo alto. El arco iris también simboliza el signo de la alianza que se describe en el Génesis (9:13-15); por lo que este ángel es también el Ángel de la Alianza, lo cual significa que el mundo de un individuo no será inundado por el diluvio de la negatividad si ese individuo encarna las cualidades de este Poder Causal.

¿Y en qué consisten esas cualidades? En tener un sentido de proporción en la vida, junto a la capacidad de mantenerse con firmeza y equilibrio en el camino espiritual mientras la vida nos hace oscilar hacia atrás y hacia delante, entre el polo positivo y el polo negativo. En la cualidad de practicar la moderación en todas las cosas y de no caer en el fanatismo, independientemente de la pasión o devoción que sintamos hacia una determinada actividad. En la fuerza que nos capacita para concentrarnos en la dirección espiritual y para seguir el plan de la vida mientras se va desarrollando y nos revela los objetivos cada vez más grandes e importantes por los que debemos luchar. ¿Acaso un diluvio de pesimismo y de escenas que representan lo peor que puede llegar a suceder podría sumergir a una persona así? No, de ninguna manera, pues cuenta con la poderosa ayuda de este ángel.

Su nombre de "Reina de los Cielos" se refiere al principio femenino en la conciencia de la personalidad recta, al sentimiento de la verdad espiritual que anida en un individuo cuya conciencia y comprensión se basan fundamentalmente en los valores superiores. Como una "mensajera de los dioses", su tarea principal siempre consiste en recibir y transmitir las verdades espirituales que le comunica la "Reina de los Dioses, la Madre del Mundo, es decir, el tercer aspecto de la trinidad, el Espíritu Santo."

Este ángel representa el vórtice, o remolino, a través del cual la expresión de las energías de aceptación y paciencia han de ser extendidas a lamente y al corazón del individuo.
La palabra aceptación significa consentimiento y estar de acuerdo con Dios en que los seres individuales son divididos, es decir el reconocimiento del Yo como forma de una expresión de Dios. La aceptación es la máxima entrega, la aceptación de la Presencia de Dios en ti como tu YO. Es a través de esta aceptación que la personalidad cede su lugar a la individualidad.

Sí, Iris no sólo nos recuerda quiénes somos y qué somos, sino que también nos proporciona la tenacidad para mantenernos firmemente en el camino espiritual hasta que la experiencia de la realización - la comprensión absoluta de nuestra verdadera identidad - comienza a despertar en nuestra conciencia. Cuando su energía se encuentra bloqueada, lo cual se debe, por lo general al temor al futuro y a la falta de confianza en el proceso divino, el individuo encuentra dificultades para adaptarse a las situaciones nuevas, manifiesta una tendencia a discutir con casi todo el mundo, se vuelve despilfarrador, extravagante y frívolo.

Ahora llama al Ángel de la Aceptación y al de la Paciencia e inicia una amistad con la Reina de los Cielos. Ella te hará elevarte hacia el camino del puro pensamiento y te enseñará lo que realmente significa el optimismo. Ella no te mimará i estará de acuerdo con las excusas que le presentes para justificar tus actos irracionales, tus arrebatos emocionales o tu conducta demasiado indulgente con respecto a cualquiera de tus acciones. Ella siempre te dirá la verdad y esa es la razón que hace que pueda ser un aliado tan confiable a lo largo de nuestro viaje espiritual. Tú también amarás su manera franca, sincera y directa de expresarse.

Finalidad: Suministrar la energía que nos capacita para confiar en el proceso divino con total aceptación del "pase lo que pase", viviendo día a día con calma y ecuanimidad.
Rasgos negativos que pueden presentarse a partir de las proyecciones del ego: dificultades para adaptarse a las nuevas situaciones y circunstancias; tendencias al despilfarro y a la extravagancia; persona a la que le gusta discutir.

Su energía resulta bloqueada debido a: el miedo al futuro; un sentimiento inconsciente de que la voluntad de Dios no siempre es buena; la falta de confianza en el plan y en las intenciones que el Espíritu tiene para los seres individuales.

* * * * *

A LOS ÁNGELES CONSTRUCTORES
(Oración para las mujeres embarazadas)
¡Os saludo, legiones de Devas constructores!
Venid en nuestra ayuda.
Custodiad a esta criatura que nace
En el mundo de los hombres.
Dad fuerzas a la madre,
Enviad vuestros Ángeles benévolos
Que asistan al nacimiento
Y anuncian el alba de la nueva vida.
Llevad al hijo que nace
La bendición del Señor.
¡Os saludo, legiones de Devas Constructores!
Venid en nuestra ayuda.
Guiad al niño que nace
Al mundo de los hombres
Para que su Divinidad interior sea liberada.

* * * * *

AL ÁNGEL DEL GRUPO

Es una oración para recitar cuando hay un grupo que se ha confiado a la protección de un Ángel. Hay que recitarla cada vez que el grupo se reúne. Al final, antes de cada uno se aleje para tomar su propio camino, se recitará la siguiente fórmula:

Ángel nuestro, protector y aliado,
Recoge y transforma nuestros pensamientos de amor.
Abre las puertas entre tu mundo de luz
Y nuestro mundo de niebla.
Guía nuestros pasos sobre el punto que nos une
Y que el puente sea ancho y seguro.
Acerca de nosotros tus Hermano
Para que escuchen nuestra llamada.
Aleja las nieblas de la materia
Para que vea nuestro intento de amor
Y nuestro corazón puro.
Dejad abiertas las puertas para que invocándoos
Podemos sentiros cerca.
Con vuestra ayuda
Nos sea dado proteger, consolar, curar.
Nos sea dado ayudar a quien sufre
En el cuerpo y en el espíritu.
Vuestra guía extienda nuestros conocimientos
Pues conocer es servir.

domingo, 20 de diciembre de 2009

http://alexiis-metafisica.blogspot.com.ar


martes, 30 de mayo de 2017

ANTOJOS ? ESCUCHA A TU CUERPO...


Dulces

Uno de los antojos más comunes, y piensas en comer una dona o un pastel o siquiera un caramelo. Cuando buscamos esta inyección de azúcar puro, probablemente estemos teniendo un problema de sueño y por eso necesitamos, o eso creemos, energía para seguir con nuestro día a día.

Chocolate

Otro de los antojos más populares. El chocolate, especialmente, es distinto a los dulces pues este es un productor natural de dopamina, hormona que nos hace sentir felices y satisfechos. Posiblemente la razón de nuestro deseo por chocolate realmente sea un deseo por sentirnos felices y satisfechos

Comida salada

Si lo que se te antoja son más bien unas papas fritas o unas galletas saladas, tal vez debas analizar tus niveles de minerales como sodio, calcio o magnesio, minerales que están en abundancia en comidas saladas. Debes prestar mucha más atención si estos antojos vienen acompañados de síntomas ya en forma como cansancio o decoloración de la piel.

Queso

Si imaginas un delicioso queso fundido o unos molletes con el delicioso queso gratinado o un omelette en el que el queso se desborda, tal vez necesites relajarte y descansar. El queso es muy rico en triptófano, una sustancia que permite la relajación, por lo que un antojo puede ser el cuerpo pidiéndote un descanso.

Café

Muchos de los antojos son realmente señales de deshidratación, pero especialmente el antojo de café indica falta de mucha agua. En ocasiones, el antojo de café también se puede ligar a una desmotivación o faltas de energías frente a nuestra rutina.

Comida picante

Uno de los efectos que tiene el chile, y todas las comidas picantes, es que nos hace sudar, nos hace producir calor y así nivelarnos con la temperatura ambiental. Así, si sientes un fuerte antojo por algo muy, muy picante, tal vez sea que tienes mucho calor y tu cuerpo intenta refrescarse. Situaciones extremas requieren medidas extremas.

Carbohidratos

Si se te antoja una rica pasta o lasagna o un delicioso bolillo, sin necesidad de agregar más, puede ser que tu cuerpo se esté oponiendo a la dieta que llevas y quiera comer carbohidratos y azúcares. Tal vez tu cuerpo siente que realmente le faltan carbohidratos y azúcares y le debes prestar atención. Recuerda siempre que lo más importante es llevar una alimentación balanceada.

Antiguo ejercicio Esenio de purificación y salud.


Por medio de la práctica de estos ejercicios notarás que recibes una fuerza de balance y armonía que te permite estar más equilibrado y ser tú mismo en la vida
Este último ejercício es una técnica de gratitud con la madre naturaleza, la madre tierra que es el mundo todo
La técnica de la gratitud permite que uno desarrolle una mayor sensibilidad hacia el mundo superior. No es un sentimentalismo poco saludable, sino un despertar que proviene de una mayor lucidez, más fortaleza, más bondad.

Nuestra vida es nuestra vida. Somos nosotros quienes tenemos que vivirla, nadie más. Pero es obvio que para vivir la vida de una forma armoniosa, necesitamos fortaleza y lucidez. La técnica de la gratitud nos permite obtener esto, y aún más..

.-Párate en medio de la naturaleza viviente, entre el cielo y la tierra

.-Siente la tierra bajo tus pies; siente como la tierra te carga y te sostiene. En la tierra, piensa en el origen de tu alma terrestre, en tu conciencia individual

.-Siente el cielo infinito sobre ti; te inspira, te mejora, te eleva. En el cielo, piensa en el origen de tu espíritu y de tu inteligencia. En el cielo, piensa en el origen de tu alma eterna, de la más elevada conciencia universal

.-Siéntete como una unión viviente entre las fuerzas del cielo y de la tierra, del infinito y de lo que está en desarrollo

.-Arrodíllate en la tierra, y con tu mano derecha cava un pequeño hoyo en la tierra

.-Coloca las dos manos juntas sobre tu pecho (el corazón místico), en señal de oración y de unión interna con el cielo y la tierra dentro de ti.

.-En esta postura sagrada, permite que una hermosa luz, la fuerza, la presencia del cielo, fluya a través de ti: el omnipresente Padre de todos los seres vivientes.

.-Imagina una luz diamantina, transparente como el agua pura..

Inclínate con amor sobre la Madre Tierra, y coloca tus manos alrededor del pequeño hoyo. Inclínate sobre la tierra y coloca tu boca entre tus manos

Ofrécele con tus palabras a la tierra el agradecimiento del cielo a la Madre Tierra; ofrécele también el agradecimiento de tu corazón y, a través de ello, del corazón de la humanidad

“Madre Tierra, yo te ofrezco mi agradecimiento con todo mi corazón, y a través de él del corazón de todos los hombres y las mujeres. Que todos los seres que llevas en tu seno protejan, nutran y bendigan todo lo que crece”

Acuéstate después sobre la tierra y abandónate sobre ella. Que tu cuerpo y tu alma nacidos de ella sean uno con la Madre Tierra y su oculto esplendor

“Madre Tierra, elimina todas mis enfermedades y mis faltas según tu voluntad,para que pueda recibir la bendición del espíritu divino y trasmitirla a todos los seres vivientes, según tu voluntad

Manténte en comunión, en silencio, mientras dejas que la tierra te purifique completamente

Pónte nuevamente de rodillas y coloca tus manos frente a la rosa solar del corazón

"Ofrezco mi amoroso agradecimiento lleno de luz
A la Madre Tierra, gracias
al Agua de la Vida, gracias
al precioso Aire, gracias
al Fuego Sagrado, gracias
a los Minerales, gracias
a las Plantas, gracias
a los Animales, gracias
a la Humanidad que camina por el sendero de la evolución, gracias;a todos los Ángeles, gracias
a la Inteligencia Cósmica que creó mi pensamiento, gracias
al Océano de amor que creó mi sensibilidad, gracias
a la Vida Universal que impregnó mi futuro con la semilla de la individualidad, gracias
a todos los Seres del Mundo, doy las gracias en Él, la única Fuente que unifica a todos los seres en su origen y propósito”
Cruza los brazos sobre tu pecho, inclina ligeramente tu cabeza, y pronuncia la palabra de cierre: "Amén”

Entonces, rellena de nuevo el agujero que cavaste para hablar con la Madre del mundo