jueves, 27 de abril de 2017

En qué consisten las técnicas proyectivas. Por Marta Guerri


Las técnicas proyectivas son un método creativo para conectar con emociones, necesidades, deseos y carencias que tienen dificultades de aflorar directamente.

Cuándo se utilizan las técnicas proyectivas


Las técnicas proyectivas son utilizadas, sobre todo, para la terapia de la Gestalt, permiten la revelación de material emotivo no consciente, mediante la proyección de este material en forma de metáforas y símbolos que luego el cliente se puede reapropiarse como sus, mediante la identificación.

Objetivo de las técnicas proyectivas


Los objetivos esenciales de este tipo de trabajo son los siguientes:

*Darse cuenta

Es estar conscientes del aquí y ahora de cuáles son las figuras y los fondos del cliente; es decir, como jerarquiza su experiencia según las necesidades, carencias, deseos y bloqueos.

*Evitar racionalizaciones

Se trata de evitar las racionalizaciones que en el lenguaje verbal lógico tienen más posibilidad de aflorar (hablar sobre cosas que no tienen que ver con uno mismo, saber de antemano qué debe saber, sentir, o pensar).

*Abrir aspectos negados de la propia personalidad.

En los ejercicios de proyección el cliente entra en un terreno desconocido y, al mismo tiempo, de alguna manera permisiva, por lo que el desplazamiento de emociones e impulsos a imágenes simbólicas permite al individuo sentirse más protegido que en el lenguaje lógico, respecto a sus reproches íntimos de culpabilidad o ante las amenazas internas.

*Tipos de trabajo proyectivo

Hay diferentes tipos de trabajo proyectivo: las fantasías guiadas, los sueños, los dibujos y las historias metafóricas.

Fantasías guiadas

En estado de relajación, se dan al paciente algunas indicaciones generales, el que, primero, se imagina las escenas y, después, narra lo que imagina. De acuerdo con la fantasía el terapeuta trabajará las diferentes emociones, sensaciones y asociaciones.

-Ejemplo de fantasía guiada:

El terapeuta hace que el cliente se estire en el suelo sobre una superficie cómoda. Le pide que cierre los ojos y que respire profundamente un par de veces, y que intente expulsar cada vez que expire toda la tensión que tiene acumulada. Le da la consigna que se vaya imaginando todo lo que él le narrará y comienza con la fantasía guiada.
Imagínate que estás en un valle. Es de día o de noche?, estás solo o acompañado ?, como es el valle? Tómate tu tiempo para imaginártelo todo bien.
Empiezas a subir una montaña. Es muy alta o es poco empinada?, tiene un camino bien trazado o tienes que ir subiendo entre los peñascos o bosques ?, vas solo o acompañado ?, es de día o de noche ?, ¿cuánto dura el camino?
Por fin llegas a una cueva. Es oscura o hay luz?, ¿qué sientes? ...
Entras y encuentras un / a maestro / a. Cómo es?, ¿qué te hace sentir?
Le tienes que hacer una pregunta de la que no sabes la respuesta y que es importante para ti. Hazla en ella. ¿Qué te responde?, ¿cómo te sientes con la respuesta?
Dale las gracias y despide de él. Vuelve al valle. Es de día o de noche?, vuelves solo o acompañado ?, es más fácil o más difícil volver? ...
El terapeuta trabaja después con el cliente la fantasía intentando abordar los puntos que le parecen interesantes, teniendo en cuenta el momento vivencial en que se encuentra el cliente.

-Sueños

Se pide al cliente que narre un sueño como si pasara ahora, y que después asuma los diferentes elementos como si fueran una parte de sí mismo; que se imagine ser esto y que se deje llevar por lo que vaya saliendo de su mente. Cada elemento del sueño conecta con un elemento de la realidad, y permite tomar conciencia de actitudes, sensaciones y emociones.
El trabajo con los sueños es similar al que se hace con la fantasía guiada. La diferencia es que la narración lo explica el cliente y que el terapeuta debe conectar los símbolos del sueño con la realidad del cliente.
Un ejemplo de técnica de dibujo es la del rosal, en la que el terapeuta pide al cliente que dibuje un rosal y el lugar donde vivo, con todo tipo de detalles. El terapeuta debe tener pinturas y colores para que el cliente pueda expresar su creatividad al máximo.
Una vez hecho el dibujo, se le pide que describa el rosal y nos explique la historia. Después le pedimos que la vuelva a relatar y que sustituya el rosal por “yo”. Se trabajan las relaciones que tiene la historia del rosal con la realidad del cliente, de acuerdo con la descripción que hace del rosal respecto a su manera de hacer. También es importante centrarse en el impacto emocional que este trabajo provoca en el cliente.

-Dibujos e historias metafóricas

Se pide al cliente que dibuje algo con su entorno, y se le da todo el material y el tiempo que necesite. Una vez realizado el trabajo, debe narrar una historia en la que se describa el dibujo y se expliquen las relaciones entre los diferentes elementos y la historia contextual. Después debe sustituir el protagonista del dibujo por “yo”. A partir de esto, el terapeuta trabaja sensaciones y emociones, y el vínculo que la historia metafórica tiene con la vivencia actual del cliente.

¿Para qué sirven las técnicas proyectivas?


Este tipo de técnicas de toma de contacto con uno mismo sirven al terapeuta para identificar las dificultades que presenta el cliente a la hora de asimilar las experiencias y planificar su intervención de una manera específica.
Así, por ejemplo, si una persona nos cuenta un sueño en el que uno de los personajes, después de una discusión, se pone a llorar, nuestro trabajo será ayudarle a sentir, identificar y expresar las sensaciones y emociones que se ocultan detrás del llanto de este personaje, utilizando para ello diversas técnicas. En cambio, imaginamos que trabajamos con la técnica proyectiva del rosal. Si después de dibujarlo y de relatar su historia, vemos que el rosal está aislado y no tiene ningún lugar cerca de la cual pueda obtener agua, ni hay ningún personaje que pueda regar, trabajaremos con el cliente sus necesidades y la manera en que las satisface.

Blog de Psicoactiva


En la salud como en la enfermedad. Por David Topí.


Cerramos esta serie de artículos sobre el amor y el miedo con un breve apunte de una de las funciones más comunes que tienen estas dos energías en nosotros, aparte de todas las que hemos comentado ya, y está relacionado directamente con nuestro estado de salud. Dicho de forma sencilla, el miedo y sus derivados pueden llegar a enfermar al cuerpo, el amor “cuántico” lo sana.

¿Cómo es esto? 

Básicamente porque las energías y el sustrato que componen las formas mentales y emocionales de miedo son incompatibles con la armonía, el balance y el equilibrio de las cosas, ya que causan disrupción y desarmonía en nuestros cuerpos sutiles, que luego, ya dependiendo de la gravedad, de la intensidad, de la fuerza y del tiempo que energías con sustrato de miedo llevan acumulándose en nosotros, terminan por causar problemas de salud en el cuerpo físico.

 No nos solemos dar cuenta de que no hay enfermedad, malestar o disconfort físico que no tenga una raíz energética basada en una desarmonía y una pérdida del balance y del equilibrio de los diferentes componentes que nos forman, por causa de algún tipo de problema con sustrato de miedo (el simple estrés ya lo es), así como no hay mejor forma de volver a armonizar, equilibrar y sanar que insertando su contrapartida energética, el amor cuántico, en esas mismas estructuras hasta que recuperan de nuevo el equilibrio perdido.

Teniendo esto en cuenta, y habiendo explicado que la forma más directa que tenemos de acceder a un repositorio de “amor cuántico” es a través de lo que llamamos nuestra “esencia”, un ejercicio que regularmente nos puede ayudar a mantener, como medida preventiva, la armonía en nosotros, es insertar y dar la orden de que esa energía, esa esencia, se imbuya en todas y cada una de las partículas que forman nuestro cuerpo etérico, emocional, mental, causal, etc. Esto no hará otra cosa que, cuando estamos en estados de armonía, mantenerla, y cuando estamos revueltos y con los mil bloqueos, problemas y disfunciones que todos llevamos a cuestas, por muy nimios que sean, corregirlos un poco, o al menos armonizar lo que se pueda y no deba ser tratado, y trabajado específicamente, con cualquier otra técnica o método para recuperar la salud.

Así, es necesario ser consciente del potencial de la energía “amor cuántico” y de las consecuencias que tiene el uso de la energía miedo, no porque podamos empezar a eliminar de un plumazo estas últimas y vivir en estados de éxtasis con las primeras, sino porque al formar parte de nuestra realidad, y al ser dos tipos de combustible que tenemos a nuestra disposición, podemos conseguir múltiples objetivos en múltiples aspectos de nuestra existencia, si empezamos a auto observarnos, y a forzarnos a dejar de lado poco a poco la que no nos conviene tanto, y darle un poco más de espacio a la que más nos ayuda.
un abrazo,
David Topí


http://davidtopi.com

miércoles, 26 de abril de 2017

Metafísica: CLASE II-43 - TERMINE CON LA DEPRESIÓN Y SONRÍA A LA VIDA. Por Alexiis.


Uno de los mayores males que afligen a la humanidad actual es, sin duda, la depresión. Esta es la epidemia del siglo.
Según el Dr. Gerald Klerman, de la facultad de Medicina de la Universidad de Cornell, Estados Unidos de América, "la depresión parece ser el precio de la civilización".

El diez por ciento de la población terrestre está tacado por esta peste negra que torna la vida insípida y sin gracia.
En Brasil, según datos obtenidos, doce millones de personas se consideran víctimas de la depresión. Hasta se creó una expresión popular para el fenómeno: estar en la fosa.

Esté en la fosa, o no en el fondo del pozo, o en la depresión, la verdad es que una incalculable multitud, que cada día aumenta más, sufre del mal que podría ser llamado antivida, porque se manifiesta en la falta de alegría de vivir. El deprimido es una persona apagada, abatida, sin voluntad, desanimada, aburrida, ansiosa, triste. Su pensamiento es desconcentrado, negativo, con una dificultad inmensa para tomar decisiones y hacer algo para salir de la situación-

El comportamiento es apático, retraído, sin voluntad de hacer nada, ni siquiera de reacciona ante este estado lastimoso.
Como consecuencia, surgen problemas fisiológicos, insomnio, falta o exceso de apetito, dolores de cabeza o en la espalda, debilidad, llanto frecuente y sin razón, mareos, constipación, cansancio y otros.

Si usted está deprimido y sabe que está deprimido, es el primer paso para la curación.
Otro tema para tratar es la causa.

¿Será de importancia fundamental buscar la causa?

Muchas veces, se gasta un tiempo enorme y precioso investigando la infancia, en la búsqueda de traumas y complejos del pasado. Frecuentemente, son necesarios meses de consulta para revisar la vida del deprimido a fin de detectar la razón de la depresión.

Pienso que el mejor método no es gastar tanto tiempo en saber lo que pasó, sino tratar de ver lo que ocurre hoy y darle solución inmediata que pueda producir, ya, resultados.
La esencia de la terapia de la depresión no es el descubrimiento de la causa, pero sí la curación del mal, o sea, lo que interesa al paciente es cambiar de vida hoy, aquí y ahora.

El enfermo prefiere ser un curado que desconoce la causa de la enfermedad en vez de un deprimido ilustrado.
No es el hecho de conocer la causa lo que determinará ipso facto, la curación. Supongamos, por ejemplo, que usted tiene sed. Tiene mucha sed y ésta aumenta cada vez más. El hecho de que usted conozca la causa de la sed, no cambiará el efecto, pues continúa sufriendo de sed. Sin embargo, si usted bebe agua producirá un nuevo efecto que, pro sí mismo, anula y elimina el anterior, que era la sed.

El efecto de la depresión es el desánimo, la tristeza, la apatía, el cansancio. Se cambia el efecto creando una nueva causa que, generará su propio efecto.
En otras palabras, al mentalizar alegría, felicidad, salud, vitalidad, energía física, fuerza de voluntad, positivismo, éxito, bienestar, esta nueva causa producirá los resultados correspondientes. Esta nueva realidad ya es, por sí misma, la curación de la depresión.

La Acción de la Depresión en el Cuerpo

La mente actúa sobre toda la materia del cuerpo, por ello la depresión genera también síntomas físicos. Estos, sin embargo, son efecto y no causa.
El uso de estimulantes químicos, euforizantes, excitantes, pretende que cambiando el efecto se modifique la causa, cuando lo verdadero es lo inverso.
Imagine una persona deprimida encerrada en el cuarto. ¿Le parece a usted que cambiando de cuarto acabará con la depresión? Esta desaparecer al cambiar los patrones mentales, ya que la causa de la depresión es mental.

Calmantes, euforizantes, estimulantes, excitantes, pueden ser recomendables cuando no hay manera de hacer que el paciente se ayude. Sin embargo, en el momento en que la persona consigue asumir el control de sí misma, nada mejor para su curación que llevarla a accionar el potencial fantástico de su mente. No hay mal que la Fuerza Interior no remueva.

Si usted no está convencido de esta verdad, respóndame: ¿cómo puede un comprimido, o sustancia química de cualquier naturaleza, cambiar los patrones de pensamiento, el estado mental, los sentimientos de una persona?.
Aquí comienza el gran equívoco de los que se drogan con la esperanza de convertirse en personas animadas, llenas de vitalidad, corajudas, inteligentes, felices, de alto astral, es decir, en positivo. El producto de la droga consume energías sin reponerlas, terminando por producir, luego del efecto, una depresión mayor aún. Es por eso que el drogado entra en depresión cada vez más rápidamente, lo que le exigirá siempre mayores y más frecuentes dosis del producto. El infeliz cae en un círculo vicioso fatal.

La Mente Actúa en el Cuerpo

El Dr. Sang Lee, especialista en medicina interna y alergias, dijo en una entrevista realizada en Brasil: "El sistema inmunológico está constituido por los glóbulos blancos de la sangre. Hay muchos tipos de glóbulos blancos, pero entre los más importantes están los linfocitos T. descubrí la causa por la que los linfocitos se vuelen débiles. Y la respuesta es el estilo de vida. Los linfocitos T también se debilitan cuando la persona está con ira, desesperada o deprimida. Cuando el individuo tiene rabia, por ejemplo, su organismo produce el tipo equivocado de hormona, que es la adrenalina. Esta hormona debilita siempre a los linfocitos T.

He aquí una de las causas mentales que generan debilidad y sensación de cansancio en el cuerpo.
Una persona deprimida siente postración física. Sin embargo, depresión, según el diccionario Aurelio, es "perturbación mental caracterizada por adinamia, desánimo, sensación de cansancio, incluyendo, muchas veces, un grado mayor o menor de ansiedad.

La tristeza, el negativismo, el pesimismo, el desánimo, el miedo, el abatimiento, el nerviosismo, el terror, el complejo de culpa, la incapacidad de perdonar, el odio, la desesperanza, el sentimiento de imposibilidad de salir de una desgracia, el sentimiento de abandono y de desprecio, disminuyen las energías y debilitan sobremanera el sistema inmunológico, abriendo un camino difícil a la enfermedad orgánica.

El cerebro recibe, en este caso, estímulos maléficos, que crearán un círculo de realimentación del mal.

Por otro lado, es una verdad científica que la alegría y la risa actúan saludablemente sobre el cerebro, llevándolo a liberar hormonas benéficas, como la endorfina, que alivia los dolores. Al mismo tiempo el sistema de defensa del organismo se fortalece.
No por nada existe el famoso dicho que dice: "Reír es el mejor remedio".

El Efecto de la Alegría

Ser alegre es una necesidad biológica. Pensamientos y sentimientos de alegría producen alegría. Esta es una importantísima cualidad mental. Esencial para la mente, para el cuerpo y para la vida.
La alegría es el perfecto proceso de energetización mental, emocional y física.
El deprimido debe cambiar inmediatamente los patrones mentales, cambiando los tipos de pensamientos, imágenes y sentimientos.
La mente consciente es fábrica eterna e indestructible de pensamientos.

Desde que usted se despierta, hasta la hora de dormir, usted es una fantástica maquina productora de pensamientos. Puede estar generando pensamientos positivos, maravillosos, grandiosos, benéficos, felices, alegres, saludables, exitosos, enriquecedores, animadores, agradables, como puede estar creando pensamientos deprimentes, enfermizos, enervantes, empobrecedores.
Usted es lo que piensa; ésta es la sabiduría de la vida. Esta es la Ley.

Como actúa la Alegría sobre el Organismo

Los pensamientos de alegría no actúan solamente sobre la mente, produciendo ese estado de ser, sino que actúan también sobre el organismo de manera altamente saludable.
Tarthang Turku escribió: "Cuando sentimientos y actitudes positivas y alegres pasan a través de cada órgano y circulan a través de todo nuestros sistema, nuestras energías físicas y químicas se transforman y equilibran. En otras palabras, tenemos el poder de recrear nuestro cuerpo mediante la energía positiva".

La medicina actual descubrió la interrelación fundamental que hay entre la mente, el cerebro y el sistema inmunológico. Esto comprueba la interacción existente entre la mente y el cuerpo y, más aún, la tesis de que la mente actúa y el cuerpo reacciona de acuerdo.

La mente controla todos los órganos, tanto en el funcionamiento individual como en el complejo total, de manera que la persona, al controlar la mente, controla al mismo tiempo el cuerpo. Resumiendo, tanto las enfermedades como la curación entran por la mente y se manifiestan en el cuerpo.

Este descubrimiento culminó con otro: que una persona alegre mantiene el cuerpo saludable y prolonga la vida. Pensamientos, sentimientos y emociones positivas - creados por la mente - como la alegría, las actitudes alegres, la fuerza de voluntad optimista, la fe, la esperanza expectativa, la felicidad, el buen humor, la risa, actúan de inmediato sobre el cerebro, llevándolo a liberar hormonas que alivian el sufrimiento y producen una sensación agradable de placer y bienestar. Al mismo tiempo, se produce el fortalecimiento del sistema de defensa del organismo, cuyo resultado será la convalecencia rápida y la salud perfecta.

La alegría y la risa calman los dolores, aceleran la recuperación de la salud, fortalecen los linfocitos T y todo el sistema inmunológico.
La mentalización de la alegría y la práctica constante del pensamiento y de la actitud alegre acaban rápidamente con cualquier depresión.
Donde usted concentre su mente, ahí estará concentrada su energía.

Piense alegría, hable alegría, mentalice alegría, rece alegría, imagine alegría y su mente será una poderosa usina de alegría, cuya energía fortalecerá el espíritu y el cuerpo.
Ría bastante. Alimente el buen humor. Muestre los dientes a través de la risa con la mayor frecuencia posible, desencadene algunas sonoras carcajadas, y estará curando la depresión a través del método más simple y del remedio más barato del mundo, y su vida será siempre una fiesta. Sin depresión, sin sensación de soledad y sin ansiedades.

Otros Estímulos

Practique ejercicios físicos como gimnasia, natación, caminatas, pues su cerebro estará liberando endorfina, que viene a ser morfina interna, y ésta alivia el sufrimiento y produce sensación de bienestar.

Abra las ventanas al sol, camine a la luz solar, respire la energía del astro rey.
Nada de quedarse encerrado en un cuarto oscuro, pues la falta de luz solar es factor negativo para el cuerpo, además de ser psicológicamente depresor.

También comience una dieta saludable y correcta, que contenga proteínas, carbohidratos y hojas verdes, frutas cítricas, yema de huevo, carne e hígado.
Cierta vez leí que el cerebro consume cerca del 75% de todo el azúcar gastado por todo el cuerpo, lo que en realidad significa una razonable cantidad de combustible para un órgano que pesa un kilo y medio.

Se verificó en pacientes deprimidos una caída del producto químico cerebral llamado serotonina, que, en parte, es responsable por la tristeza. Los carbohidratos reponen la serotonina; otros alimentos reponen la colina; ya sí sucesivamente. Por eso sugiero una dieta recomendada por un médico nutricionista.

Ahora Mentalice

Usted es consciente de que la mente es fuente de energías y actúa sobre el cerebro, llevándolo a liberar hormonas benéficas necesarias, además de fortalecer el sistema de defensa orgánica.
También juzga como extremadamente saludables los ejercicios físicos, aunque sea dar la vuelta manzana; reconoce también la importancia de la energía solar y de una alimentación adecuada.

Ahora, use la poderosa fuerza de su mente a través de esta mentalización:
"YO SOY hijo de Dios perfecto y deseo, en este momento, que esta perfección se manifieste plenamente en mí.
La Fuerza Infinita hace estallar las energías de la alegría que inundan mi mente y mi cuerpo, produciendo salud total.
Destituyo de mí el pasado negativo y proclamo que ahora yo soy alegre y positivo, bien humorado, bien dispuesto y saludable.

Me siento fuerte y la fuerza de voluntad me anima a trabajar, a caminar, a hacer ejercicios, a conversar, a divertirme y a actuar para la realización de mis grandiosos proyectos de vida.
Mi corazón está lleno de luz y de amor. Yo me amo a mí mismo, amo la vida, amo el universo, amo a Dios, amo a todas las criaturas y estoy atrayendo mucho amor hacia mí.
Una energía vigorosa vibra en mí y tengo ganas incontenibles de rehacer mi vida, retomar mis ideales, realizarlos todos, uno por uno.

Yo puedo y sé que puedo.
Sonrío a la vida y ella me sonríe.
Mi vida está más linda que nunca, porque mi mente está alegre y feliz.
Mi cuerpo está recibiendo emisiones curadoras a través de la reacción de mi cerebro, este amigo inteligente, bondadoso, generoso y sabio, que se encarga de restablecer la armonía del organismo.
YO SOY feliz.
Mi vida es mi paraíso.
Perdono mis errores, los errores de otros, y el pasado negativo.
Yo me gusto, estoy en paz conmigo mismo y expreso simpatía a mi ser.
Me miro en el espejo y me digo a mí mismo: YO SOY feliz, simpático, elegante, equilibrado y bonito.
YO SOY lo que pienso que soy. Pienso así, entonces soy así. Y es así como todos me verán de ahora en adelante.
¡Viva la Vida! ¡Viva la Alegría!
La vida es una fiesta para mí. Hoy y siempre"

* * * * *

CUERPO FÍSICO

Amado Cuerpo Físico mío (o de ….. ), en el nombre de la Amada y Todopoderosa Presencia de Dios YO SOY, a la cual sirves de templo, te bendigo y te doy las gracias por el servicio invalorable que me (le) prestas, al permitirme (le) cumplir mi (su) misión en este plano físico de Luz, lo cual posibilita mi (su) evolución álmica espiritual.

Reconozco y acepto tu inteligencia, capaz de recibir y ejecutar una orden, y es por ello que te recuerdo tu obligación de manifestar armonía y equilibrio. Por eso en nombre de mi (su) Ser Divino te ordeno amorosamente renovar y regenerar todas las células moléculas y átomos que integran todos tus órganos, aparatos y sistemas, eliminando consecuencialmente toda apariencia negativa y manifestando la perfección ahora.
Bendigo y doy gracias al Elemental que labora en ti por su cooperación. Gracias amado cuerpo físico, por la realización perfecta de este orden.
Gracias Padre por permitirme dar esta orden en Tu Nombre. GRACIAS

* * * * *

EL GRAN RETO

El Gran Reto que hoy se le presenta al hombre es ser HOMBRE. Quizás algunos pensarán que esta frase está expresada en términos contradictorios, pero no es así. Sólo os pido un poco de atención para seguir conmigo el viaje apasionante hacia ese gran reto para la Humanidad.
Según cuentan las escrituras Al principio Dios creó. Pero lo hizo dando vida a la dualidad, es decir: separó y nos envió a deambular por el mundo, dejándonos, no obstante "como regalo" la ignorancia, ignorancia que nos ha dejado vivir tranquilos durante millones de años.

Supongo que además de que el hombre descubriera que debía existir "algo más" que el mundo físico que le rodeaba, comenzó a palpar su propia esencia y a descubrir una trascendencia que le llevaría, con el paso de los años, a crear religiones y escuelas.
Durante siglos no se buscó un religare (volver a unir) a Dios con el hombre, más bien crearle un mundo de fantasía donde actuarían los buenos y los malos en una lucha encarnizada para demostrar que "unos" tenían más razón que los "otros" pensando torpemente que su Dios era el mejor.

Se inventaron las Cruzadas, en el fondo, económicas; se crearon figuras de Caballeros Andantes defensores de los derechos de los desvalidos; se inventó la excomunión, el infierno, el cielo, las bulas, etc… en el fondo meros entretenimientos, temporales, para apaciguar unas ansias que sólo unos pocos sabían.

Hoy, cuando el hombre no puede renunciar a su pasado "prehomínido", donde a más de uno le da vergüenza saber que transportamos en nuestros genes la semilla de unos seres que lo más parecido al hombre actual era que caminaba a dos "patas", se nos plantea un reto terrible "llegar a ser HOMBRE", algunos me diréis "no, yo soy un hombre"… ¿De Verdad?.. entonces estaréis dando vida a lo masculino y a lo femenino, a lo bueno, y a lo malo, a lo positivo y a lo negativo, estaréis recreando la dualidad, lo que más nos aparta de ser HOMBRE.

En una sociedad donde los estudiosos de lo oculto pasamos por seres extraños que causamos temor a unos e hilaridad a otros, donde se nos considera guardianes de los tesoros ancestrales de la sabiduría, nos vemos viviendo en un sistema ajeno a nuestras creencias particulares, a merced de unos "señores" que en el fondo nos manipulan desde nuestro "primer aliento de Vida" hasta el "último", y que sólo nos dejarán un pequeño espacio para nuestras ilusiones individuales.
Ahora pensareis ¿Qué debo hacer para llegar a ser Hombre?, la respuesta es muy sencilla "Ser vosotros mismos" ¿Es fácil?.. NO… ¿Es difícil?.. BASTANTE.. ¿Es posible?.. SI… Y ¿Para qué llegar a ser hombre?.... Para conseguir la comunión con todo lo creado y llegar a vislumbrar que más allá de las montañas y los mares, de la vida y de la muerte, somos seres de Una Luz Radiante que a medida que avanza rasga los velos de la ignorancia.

¿Os animáis a seguirnos en este reto? SI… enhorabuena futuro HOMBRE.
Ravindranath

* * * * *

SABIDURÍA PERENNE
JESÚS

La humanidad es una plañidera que se deleita en lamentarse por los héroes muertos. Si fuera hombre, se regocijaría por sus grandezas y por sus glorias.
La humanidad ve a Jesús naciendo y viviendo como un pobre, humillado como un débil, y tiene piedad de Él pues fue crucificado como un criminal.. todo lo que la humanidad tiene para ofrecerle son lágrimas y lamentos.

Durante siglos la humanidad viene adorando la debilidad en la persona del Señor. Los hombres no comprenden el verdadero sentido de la fuerza. Jesús no vivió una vida de miedo ni murió sufriendo y quejándose. Él vivió como un rebelde, fue crucificado como un revolucionario y murió con un heroísmo que atemorizó a sus torturadores.
Jesús no fue un ave con alas rotas, sino una tempestad que rompe con su fuerza todas las alas torcidas.

Jesús no vino del más allá para hacer el dolor un símbolo de vida, sino para hacer la vida el símbolo de la verdad y la libertad.
Jesús no tuvo miedo de sus perseguidores ni sufrió frente a sus asesinos. Él era libre, valiente y osado. Desafiaba a tiranos, déspotas y opresores. Y cuando veía pústulas infectadas, las punzaba. Y callaba la voz del Mal, destruía la falsedad y ahogaba la Traición.

Jesús no vino desde el círculo de la luz para destruir hogares y construir sobre sus ruinas conventos y monasterios. Él vino a esta tierra para insuflar un espíritu nuevo que destruye con su poder las monarquías construidas sobre huesos y calaveras humanas. Vino para demoler los palacios majestuosos construidos sobre las tumbas de los débiles y derrumbar los ídolos asentados sobre los cuerpos de los miserables.
Vino para hacer del corazón un templo, del alma un altar y del espíritu un sacerdote.

Esa era la misión de Jesús y esas las enseñanzas por cuya causa fue crucificado. Y si la humanidad fuera sensata, se alzaría hoy y cantaría, vigorosa, el canto del triunfo y la victoria.
Khalil Gibran
("De Tempestades")

* * * * *

MEDITACIÓN 22 - A

Duración: 2 Semanas. Leer por día por lo menos una vez cada afirmación
1) Cuando dices que el mundo anda mal, en realidad lo que quieres decir es que vos andas mal, porque el mundo eres vos.
Sácate los anteojos oscuros, y entonces podrás ver el mundo como el fascinante paraíso terrestre que Dios creó para la delicia de la humanidad.
Dice la Biblia: "Entonces, el Señor Dios había creado desde el principio un paraíso, o jardín de las delicias, en el cual puso al hombre, que había formado". (Gen. 2,8)
Eleva tu astral y verás el mundo cada vez más hermoso. Tu alegría interior es la que da belleza al mundo.
2) Siempre que desees criticar a alguien, comienza por vos mismo. Verás que habrá muchas razones para esta crítica que pretendías hacer, porque es probable que el otro esté irritado porque tú eres irritante.
Vuélvete ahora una persona complaciente, agradable, positivo y tolerante. Busca el lado bueno de los otros, elogiándolo y verás el milagro que ser realizará en ellos.
Cambia tu actitud en relación con los otros y ellos también cambiarán su actitud y su conducta en relación con vos.
3) La vida es una fiesta. No te despiertes malhumorada y regañona.
Sonríe, sonríe.
Escucha el trinar de los pájaros, siente el mensaje susurrante de la brisa, lee el tierno poema escrito por Dios en cada flor, contempla con cariño y afecto la maravilla de amor y simplicidad que es cada niño y repite que, de hecho, la vida es una fiesta.
Entra ahora en esta fiesta y disfruta la ondas de alegría que vibrarán en todo tu ser.
4) Cuando cometas un error, en lugar de perder el tiempo justificándote, trata de descubrir la mejor manera de arreglarlo y sacar de él el mejor provecho.
Justificar el error es lo mismo que decir que le paciente murió, pero la operación fue perfecta. Lo que pasó, pasó.
Aprovecha las lecciones beneficiosas y positivas que puedas extraer del hecho y toma ahora la dirección correcta.
Será mejor que aprendas a llevar el jarro y no que llores por la leche derramada
5) Cada vez que ofendes o calumnias a alguien, haces explotar una bomba atómica en el Universo. Todo lo que haces, bueno o malo, se refleja en el cosmos.
Si pudieras penetrar los arcanos de lo inconmensurable, escucharías los aplausos y las burlas del Infinito para cada uno de tus actos.
El filósofo griego Sócrates afirmó que cuando levantas un dedo afectas la estrella más distante. Ve cuan grande es tu responsabilidad.
Ama y tu amor se irradiará por el orbe sin fin. Ilumínate e iluminarás el mundo.
6) A ti te enseñaron muchas veces que se debe perdonar. Más importante, sin embargo, es enseñar a no ofender pues, si no existe la ofensa, no hay nada que perdonar. Elimina la causa del mal y el mal no existirá.
Sé amoroso y tolerante, positivo, noble y cordial en el reconocimiento del bien existente en cada persona. Si actúas de esta manera, posiblemente jamás necesitarás conjugar el verbo perdonar.
Si el soneto es bueno desde el comienzo, no necesitará enmienda. Medítalo.
7) Dice el proverbio que la prisa es enemiga de la perfección. En esta axioma hay sabiduría, ya que la prisa es un estado de aceleración mental. En la mediad en que la mente esté agitada, aumentará proporcionalmente el ritmo cerebral, trayendo como consecuencia descontrol, bloqueo mental, incapacidad de hacer un razonamiento correcto.
Recuerda lo que enseño el Maestro: "Bienaventurados los calmos, porque ellos poseerán la Tierra".
La calma te pone en estado de lucidez y discernimiento. La calma abre el camino hacia la sabiduría.

jueves, 10 de diciembre de 2009

http://alexiis-metafisica.blogspot.com.ar

¿TE MUEVES POR MIEDO O POR AFIRMACIÓN DE LA VIDA? Por Laura Foletto


Estaba mirando un exquisito documental de Moving Art llamado “Bajo el agua”, sobre ese mundo aun desconocido, cuando me maravilló un cardumen moviéndose bella y sincronizadamente.  Coincidentemente, al otro día, vi por la ventana una bandada volando en distintas formaciones con una enorme gracia.  En ambos casos, pensé: “nosotros también debemos hacer eso”.

Hay tres razones para ese comportamiento: perfecciona la depredación  mientras también se defienden contra los predadores y mejora la manera de encontrar compañeros.  La humanidad constantemente tiene esas conductas: emigramos en masa de lugares peligrosos, vamos hacia países prósperos, atacamos en grupo a víctimas solitarias, chismoseamos y denigramos a los que no nos gustan, buscamos relaciones en discotecas y playas, etc.  Si pusiéramos en velocidad rápida nuestros movimientos a través del tiempo, seguramente pareceríamos manadas humanas.

Un tema es básico en esta táctica: el miedo.  Las posibilidades aumentan en grupo pero el asunto es que los impulsa el temor de ser cazados o de no cazar o de quedarse solos.  Como a nosotros…  Es parecido a otro estímulo: el del cambio.  Nos asusta salirnos de lo conocido y nos negamos o lo rechazamos hasta que se torna inevitable.  Entonces, es complicado porque hemos acumulado dolor, resistencia, errores, angustia y eso aumenta el esfuerzo del inicio. 

Por miles de años, nos hemos movilizado por miedo, reaccionando a él.  Hemos evolucionado a través del sufrimiento, esperando a caer al fondo del pozo para despertar, transformarnos y salir.  Hemos percibido los indicios de peligro y buscado aliados para luchar juntos, aun cuando esas señales hayan sido manipuladas por otros para su propio provecho.  Vamos por la negativa, no por la afirmativa: nos mueve el miedo a algo, no el amor a algo.

La Energía está cambiando.  Muchos percibimos que las viejas estrategias ya no sirven o son sumamente desgastantes y dolorosas.  Ahora, tenemos disponible la conciencia: podemos darnos cuenta de que la vasija nos está quedando chica y de que necesitamos expandirnos, de que ese lugar o persona ya no vibra con nosotros y que es preciso movernos.  En lugar de esperar la proverbial caída en el pozo, vamos haciendo los cambios internos que habiliten los externos, sin tanta lucha ni resistencia. 

Muchos notamos cómo los políticos, los medios, las religiones, agitan los fantasmas del miedo para captar seguidores y para llevarlos a hacer lo que les conviene.  Poco a poco, vamos abriendo los ojos a la realidad de las masas y buscando pensar por nosotros mismos, actuar por decisión propia, elegir otros caminos.

¿Una nueva era está gestándose?  Depende de nosotros.  La Energía está disponible.  ¿Seguiremos reaccionando temerosos; luchando la vida; dañándonos al igual que a los demás y al planeta; actuando ciegamente, sin conocernos y adaptándonos a modelos sociales inhumanos; resistiendo con un NO en lugar de encontrar el SÍ?

Elijamos afirmarnos, como seres humanos divinos, aceptando nuestro diseño original, interactuando solidariamente con todo y todos.  Soltemos el control (la herramienta del Ego en contra del miedo) y aprendamos a confiar.  Entreguémonos a la Vida, al Ser, a Dios/Diosa.  Que nos impulse el Amor y la Conexión.  Seamos ejemplos de lo que queremos vivir.  Volemos como pájaros libres, que eligen moverse en grupos para compartir sus mejores cualidades y evolucionar desde la conciencia y la valoración.


Barriendo la psique con “amor cuántico”.Por David Topí.


Si durante el último artículo habíamos empezado a hablar de las dos fuerzas que básicamente mueven el mundo, ahora nos centramos en la forma de trabajar con ellas, y aprender a usarlas como lo que son, energías que sirven para poder ejecutar acciones, tomar decisiones, y manifestar la realidad en la que vivimos. Nada puede funcionar sin energía, ya que de energía está compuesto todo lo que existe, así que, teniendo en cuenta que ambas “gasolinas” tienen octanajes y calidades diferentes, lo más obvio es saber que se pueden usar para cosas distintas, y que no son compatibles entre sí.

Un canal de acceso a la energía

Para usar la energía del amor “puro”, es necesario poseer acceso a esa fuerza de alguna forma. En algún artículo anterior ya hemos hablado del acceso a la “esencia” de cada uno de nosotros, cuando explicábamos cómo hacer sanaciones y cómo transmutar bloqueos energéticos usando la parte más pura y de mayor vibración que poseemos. Este acceso, que todo el mundo tiene y que podéis volver a leer en este artículo donde se explica un pequeño ejercicio para ello, no deja de ser nada más que un canal a través del punto del sistema energético que solemos llamar el “Hara”, para poder atraer al plano físico parte de esta energía que luego puede ser usada y redirigida para otros menesteres y funciones.

Obviamente, no vamos a usar la energía del miedo para nada, ya tenemos bastante de esta otra “gasolina” imbuida en nuestro día a día, en nuestros sistemas de gestión, en nuestros medios de comunicación y en las rutinas bajo las que vivimos constantemente, así que la idea es empezar a sustituirla, o al menos a contrarrestarla, con la potencia que cada uno tiene en su interior y que puede ser accedida con relativa facilidad si hacéis el intento de sintonizarla, conectar con ella y atraerla hacia nuestra dimensión física.

Una capacidad inherente a todos

Y es que, como decíamos en el post anterior, todos los seres humanos como parte de nuestra función en el planeta tenemos la capacidad y propósito de canalizar y proyectar esta energía hacia nuestro plano físico, siendo los responsables de la co-creación de nuestra realidad en el mismo, usando esta materia prima de amor, como sustrato de construcción, así que no es más que cuestión de ver si somos capaces de empezar a usarla, dejando a un lado el concepto más romántico del tema, y viéndolo más como un potente catalizador y motor para cambiar las cosas en nosotros mismos, y en nuestra realidad.

Para empezar, la intención de llevar la energía hacia algún punto del cuerpo ya la dirige hacia allá, es algo sabido por muchos de vosotros y no tiene ninguna dificultad el hacerlo, pudiendo ser comprobado por todo el mundo que lo quiera probar y sentir, pero lo que vamos a hacer es usar esta energía para aprender a manifestar y mover cosas en los cuerpos superiores, que luego terminen provocando cambios y detonando modificaciones en la realidad física. Dicho con otras palabras, vamos a dotar del combustible adecuado a los mecanismos que rigen la proyección holocuántica de aquello que llamamos “nuestra realidad”, para que estos tomen fuerza y la calidad energética adecuada para su correcta manifestación.

Un barrido en la psique

Una vez somos capaces de intencionar que la energía de nuestra “esencia”, que es lo más cercano al concepto de “amor cuántico” del que hemos hablado, se mueva de un punto a otro de nuestra estructura energética, vamos a llevarla a nuestra mente, dándole la orden de que se imbuya en nuestras esferas mentales para que “borre” todas aquellas formas energéticas que no estén alineadas, y que no resuenen con la misma frecuencia y vibración que esta energía. Esto, al menos en un primer intento, hará una pequeña limpieza superficial de formas energéticas densas, y que puedan ser transmutadas y liberadas. Con un poco de práctica, y si os estudiáis un poco la estructura de la psique que explicamos y tenéis disponible en este vídeo, podréis afinar más y dirigir esta energía esfera a esfera, o componente a componente, para poder “barrer” parte del “polvo” que se ha ido acumulando, tanto en la mente como en el cuerpo mental (habiendo que hacer el mismo ejercicio para este último).

¿Podemos borrar todo lo que está ahí acumulado? No, muchos de esos bloqueos, formas mentales, programas y patrones requieren de un trabajo más profundo, pero, con esto, estamos dando un primer repaso para desincrustar el exceso de “miedo” en sus diferentes manifestaciones acumulado en nosotros, para luego poder trabajar más en modo específico, en cosas que necesiten de atención detallada.

Por otro lado, estaremos empezando a imbuir en nosotros la gasolina “amor”, como parte de la energía que todos tenemos, y a la que podemos acceder, no importa que nombre le pongamos. Al equilibrar con la constancia y la repetición regular de este tipo de ejercicios la presencia de ambos tipos de “combustible”, como carga energética en las partículas que forman nuestros cuerpos sutiles, y nuestra estructura física, psíquica y energética, habremos empezado a restarle poder al miedo, y habremos empezado a desmontar parte de los engranajes que le permiten seguir teniendo el control de nuestra existencia. 

Recordad que el programa ego, que gestiona todo lo referente a nuestra personalidad, consciencia artificial y proyección de la realidad en modo “autómata”, puede pasar a funcionar en modo “manual” bajo las ordenes de nuestro ser, de nuestro Yo Superior, cuando se le desconecta de ese miedo y se le endosa su opuesto, el amor “cuántico”, por lo que, por poco que consigamos que esto empiece a ser así, tardemos el tiempo que tardemos en conseguirlo, estamos dando pasos de gigante para revertir una de las limitaciones y mecanismos de control más importantes presentes en la estructura psíquica del ser humano y que, en algún momento del camino particular de cada uno, permitirá que esa otra parte más elevada de aquello que somos empiece a asomarse con más facilidad, y tener más presencia y potencial, para guiarnos en nuestra evolución y crecimiento.

un abrazo,
David Topí

http://davidtopi.com