miércoles, 7 de diciembre de 2016

Envenenamiento mental y el fuego de la verdad. Por David Topí.


La técnica del envenenamiento mental es una herramienta usada por los poderes en control, entes interdimensionales y diferentes tipos de seres (y quizás personas) para manipular el cuerpo mental de alguien e imbuirle pensamientos, ideas y todo tipo de formas mentales que no son las suyas, pero que se hacen pasar como tales, provocando que la persona piense, crea, sienta y actué de forma acorde a cómo se desea o se intenta provocar en ella. A este respecto, en un artículo anterior os decía:
La experiencia e investigación nos ha llevado a darnos cuenta de que todos aquellos considerados “molestos” por los que rigen aun las estructuras de este sistema, recibimos 24/7 una onda disruptiva proveniente de un emisor tipo antena situado en las bases de gestión y poder existentes en el planeta, desde donde se controla toda la matrix del sistema de vida humano. Existe algo así como una antena por persona “marcada”, sintonizado a la frecuencia base de las glándulas pituitaria, pineal y parótida, que identifican individualmente la frecuencia de resonancia de cada uno de los seres humanos. Para obtener dicha frecuencia y poder sintonizar la antena hacia una persona, existe otra especie de tecnología de scan. Dependiendo de la configuración mental de la persona, la onda está enfocada hacia una o varias de las esferas mentales del individuo. El contenido de esta onda lo forman mensajes, formas mentales, pensamientos, que la persona cree ser suyos, y entre ellos se imbuye todo tipo de programas de reducción del potencial de la persona.
Darte cuenta de que te están manipulando la psique para que creas algo o para insertarte pensamientos que parecen propios pero que no lo son, es un desgaste energético brutal, todo el día estando alerta auto-observándote para poner en duda ciertas cosas que se te pasan por la cabeza, o ciertos comportamientos que manifiestas, preguntándote si realmente son inducidos, imbuidos o potenciados quizás de una semilla ya presente en ti, pero artificialmente amplificados. El propósito, en los casos más simples de esta manipulación, es desviarte de objetivos, crear confusión en uno, caos y rupturas con proyectos, personas y propósitos en marcha, y, en los casos más extremos, literalmente, volverte loco.

Diferentes medios de envenenamiento mental

Cuando se hace por medios tecnológicos, funciona a partir de la inducción mental remota, de la que ya hemos hablado en alguna ocasión; cuando es un ente el que lo hace, se produce por el acople al cuerpo mental del mismo o por la inserción de “burbujas mentales” en este, así como de programas y patrones en diferentes partes de la psique. Lo que aquel que está siendo "envenenado" siente, percibe o piensa, forma parte ya del contenido que tiene en su mente, y, si no te has dado cuenta que estás pensando o viendo o percibiendo cosas no usuales, o que te inducen hacia un tipo de comportamiento u otro, sutilmente negativo y sutilmente disruptivo en todos los casos, para ti mismo y para con otros, es difícil pararlo y no dejarse llevar por el mismo.

En mayor o menor grado, muchos de nosotros hemos sufrido mini-envenenamientos mentales y manipulaciones de este estilo, bien por entes actuando desde los planos no físicos, bien por la estructuras de nuestro sistema de control, haciendo que, en nuestra pantalla mental nos montemos historias y escenarios de todo tipo que nada tienen que ver con la realidad, pero que, interiormente, son tan vívidos como si estuvieran sucediendo en el mundo físico tal y como nos los imaginamos. Esto varia desde situaciones y películas que nos montamos sobre lo que nos puede pasar, a interpretaciones totalmente distorsionadas de cosas que estamos viviendo con otras personas, hasta manipulaciones en nuestra mente de proyectos e historias en los que estamos metidos, haciendo que, al insertar nuevo contenido en la psique o manipular el existente, se desvirtúe la realidad interior que cada uno se forma sobre algo o alguien, que luego no se corresponde con la manifestación física de lo que ese algo o alguien es o hace en ningún sentido.

Al haber pasado por muchos episodios de este tipo y haber perdido mucha energía y muchas noches de no dormir por no darme cuenta a tiempo de que lo que discurría por mi cabeza no eran más que pensamientos manipulados e insertados para hacerme cambiar mi visión algo o alguien, desistir, olvidar o dejar de hacer esto o lo otro, con alguien o con algo, llegué, y llegamos todos, a un punto que necesitas herramientas para poder discernir que memorias, pensamientos e ideas son falsas o manipuladas, y cuales no. Tratar de aprender a sentir la frecuencia de la “verdad” detrás de esas formas mentales no siempre es sencillo, así que en muchas ocasiones se hace necesario recurrir a una combinación de técnicas y herramientas para ello.

El fuego de la verdad

La forma siguiente que os comento a continuación no es más que una de esas herramientas, y la aprendí leyendo a supervivientes de experimentos de control mental, profundamente programados y con muchos alters de personalidad, tantos y tan bien creados en la esfera de consciencia, que es realmente complicado que sean capaces de saber que memorias son reales y que memorias han sido implantadas en ellos, o que pensamientos son suyos y cuales son externos. Para esta técnica se usa la energía de uno de los cuatro elementos primario, el fuego, en una visualización donde se “inserta” el pensamiento, memoria, visión o lo que sea que queramos saber si es “verdadera”, o si es falsa, en él.

¿Cómo funciona esto? Las memorias, pensamientos y manipulaciones de la psique que son artificiales son como las flores naturales y las flores de plástico, a estas últimas les falta “vida”, por mucho que se parezcan o por muy bien conseguidas que estén, no dejan de ser creaciones externas con energía diferente a la nuestra, que se insertan o proyectan sobre nosotros. El problema es que están muy bien hechas, y por eso no las distinguimos en un estado ordinario de pensamiento sin autobservación constante y atenta, pero no tienen las mismas cualidades que aquello que es natural y creado por uno mismo.

Todo empieza por cuestionarse aquello que estás recordando, que te ha llegado como un mensaje o intuición, como una canalización, aquello que te descubres pensando o se te está pasando por tu mente, etc., y tratar de percibir si podría ser una película proyectada o insertada, que simplemente no cuadra con el resto del contenido, ideas, experiencias y memorias que posees sobre el tema en cuestión. Es como insertar una rosa de plástico en un rosal y hacerla tan brillante y olorosa que es todo lo que nos llama la atención, sin darnos cuenta de que es la única rosa de todo el conjunto que tiene una pinta extraña respecto a las demás, y que no encaja con el resto del contenido de la psique que poseemos en cualidades, vibración, sensación, etc.

Quemando lo que necesitamos verificar

Una forma de tener una pista sobre si esta “rosa de plástico” es “real”, es visualizarla dentro de un fuego, "el fuego de la verdad", que es una energía arquetípica que posee su propia frecuencia y existencia, y que actúa de “juez” ante la forma mental que puede o no estar alineada y sintonizada con ella, siendo nuestra energía base de comparación. Para conectar con esa energía uno no tiene más que decretar, poner la intención o invocarla.

Si al visualizar el pensamiento, recuerdo, evento, memoria, etc., quemándose ves, sientes, percibes o tienes la impresión de que ese recuerdo o forma mental “se derrite”, entonces es falsa, ya que no está acorde al arquetipo “verdad” que es un tipo de vibración que tenemos a nuestra disposición para comparar todo contra ella y ayudarnos a discernir. Eso es lo que hace más o menos el centro intelectual superior de forma automática, ubicado y asociado al octavo chakra, extracorporal, cuando está activo y funcionando, algo que, como también hemos comentado en algún otro artículo, no es así en prácticamente ningún ser humano en estos momentos, de ahí que sea tan fácil engatusarnos con todo tipo de mentiras por los medios de comunicación y poderes varios, al no ser capaces de comparar automáticamente lo recibido con la frecuencia o vibración que tiene la energía de la “verdad”.

Por otro lado, si la memoria, pensamiento, visión, escenario mental, etc., persiste, y sientes que a pesar de haberlo visualizado “quemándose” sale ileso, es una indicación de que la energía que lo forma está alineada con lo que es correcto y verdadero, que no tiene por que ser exacto y 100% certero, pero está alineado con el arquetipo, y eso ya es una indicación de que no es manipulado, y nos ayuda a discernir cómo actuar o que hacer respecto a este envenenamiento mental negativo que pudiéramos estar recibiendo. Esto suele pasar, como digo, en los casos más repetitivos y persistentes, cuando eres molesto para el sistema, y esperemos que llegue un momento que haya tanta gente que “moleste” que no den abasto, y no haya forma de seguir manipulando a todo el mundo. El miedo al fracaso que tienen los poderes en control es tan grande, y hay tantas personas que se están dando cuenta de ello, que cada vez tienen menos armas para parar el cambio y transformación interior en cada uno de nosotros que nos va a llevar a la transformación y cambio global para toda nuestra raza, la Humana.

un abrazo,
David Topí

Libro: Despertares de mi Alma. Capítulo 6. Por Ashamel Lemagsa.


El Corazón/Intuición
Capítulo: 6

Amados…

Cuando nos entregamos a la Divina Voluntad de Dios en Nosotros, la vida se transforma  cada día en un fluir ascendente de energía de Amor Crístico.

Los milagros se suceden en las pequeñas, “coincidencias” o también llamadas “casualidades”, que son fruto de la causalidad del ascenso de nuestra personalidad humana a través del Alma camino a la unificación con nuestro Ser Superior.

Dios en nosotros, Esencia Divina, se manifiesta en nuestra vida en las coincidencias, que no son casuales, son causales de nuestras transformaciones interiores.

¿Cómo se logra????

¿Cómo se inicia este proceso?

El corazón funciona como un “cerebro”, pero transciende el razonamiento lógico. Llega a las profundidades del Ser Interior y le otorga la posibilidad de conducirse en la intuición.

La intuición es la habilidad para conocer y comprender algo, sin necesidad del razonamiento puramente lógico, es decir, nacido de la Mente.

La mente, razona; el corazón… Intuye!

Cuando llegamos al conocimiento a través del corazón estamos navegando en la intuición, pero quién o qué mueve la intuición en nosotros para dirigir nuestra atención hacia el lugar indicado…

Esa fuerza “sobrenatural” que nos empuja hacia dónde debemos dirigirnos es… Dios en Ti!!!

Esa “corazonada”, que te llevo a encontrar el trabajo adecuado, o ubicar esa vivienda amplia, luminosa que tanto necesitabas es la energía Divina, que tu permitiste que se filtrara en libertad, desde el amor de tu corazón.

Cuando hablamos de la “Nueva Era” generalmente se menciona el amor que se expande desde el corazón, unificando Mente, cuerpo y Alma en Unidad Crística, también llamado  Amor Universal.

Cuando se habla de Unificación, se entiende que el Amor fluye en nosotros, sin los límites mentales, propios de un Ego/Personalidad, sentimos la Paz Interior, el equilibrio y la armonía de saber que atravesamos las diversas situaciones de la vida con la comprensión, la paciencia y la flexibilidad que Dios en Nosotros nos otorga, para lograr transitar por el sendero más apropiado y así  cumplir con nuestro Plan de vida diseñado antes de reencarnar.

Cuando oramos…

Dios en Mí,

Que se cumpla tu Divina Voluntad,

Que es también la mía.

Estamos aceptando que el conductor de nuestra vida es Dios, ya no más el Ego/Personalidad, pues Dios siempre nos guiará por el sendero más adecuado para llegar a nuestro aprendizaje Superior.

Recordemos…

El Ego/Personalidad, no acepta que pueda existir alguien o algo  superior a él, por ello desconoce o niega al Corazón, buscando acallarlo con negatividad, como por ejemplo…

“Tú no puedes, lograrlo”.

“Eres incapaz de realizar tal o cual tarea”.

“Es muy difícil para ti”.

El Ego te hace sentir separado, distante de la Fuente de Luz que existe en ti, te aleja del Corazón, te aleja de Dios.
En su actitud contradictora, polarizada, te hace cometer muchos “errores” de los cuales saldrás airoso, al darte cuenta que las propuestas de esa “personalidad”,  eran presiones que de alguna manera fueron las responsables de conducirte al Corazón, a Dios.

Siente la situación de esta manera…

Es como si caminaras por un túnel, donde te dicen… “abre esa puerta” pero cuando lo haces recibes descontrol, algún golpe, desilusiones, frustración.

Si continúas esperando una respuesta de tu Ego, este seguirá indicándote que abras puertas equivocadas como la soberbia, la ira, la frustración haciéndote sentir, más aislado aún…

Cuanto más aislado, más te acercas a soltar las respuestas del Ego, para llegar a otras respuestas, mucho más cercanas a ti, a tu corazón.

Es entonces que…

Algo te rescata de tanta confusión…la intuición entra en acción!!!

Para decirte que hay algo más en el túnel, que no está fuera de ti, que no necesitas abrir o golpear puertas externas a ti…

Pues la única puerta está en ti!!!! Siempre estuvo allí!!!

El Corazón, la Fuente Divina… Dios en ti.

Así comprendes que…

Para que el Corazón conduzca tu vida, debemos escuchar la voz de Dios, que nos habla desde la intuición.

¿Cómo lograrlo???

Cuando prestamos atención, cuando nos centramos en el Amor, en el aspecto positivo de nuestra vida, cuando la aceptamos, tal cual se presenta, entonces, estamos en posibilidades de transformarla guiados por la intuición, nacida del corazón.

El cerebro humano es una herramienta muy útil y necesaria para movernos en esta realidad de Tres Dimensiones, pero es el Corazón el que nos puede guiar desde lo más elevado, para que el caos de la densidad sea transformado en Luz y Amor Ilimitado.

El Ego utiliza una herramienta física, el cerebro, a través del razonamiento lógico, donde todo debe tener un lugar determinado y nada puede salirse de ese esquema, pues iría en contra del Ego mismo.

Las políticas, la sociedad, la economía y las religiones, se encuadran en las reglas, casi eternas o que son modificadas según el Ego del momento, que así lo indique.

El Corazón no necesita reglas, pues de él solo nace AMOR .

En el Amor hay compasión, comprensión, sabiduría, equidad, armonía, paz, belleza, silencio, quietud, respeto, unión…

No son reglas, es energía que fluye sanando y transmutado todo aquello conectado a nuestra vida y que debe vibrar en frecuencias más elevadas.

El Corazón, necesita de la herramienta mental, para moverse en la Tercera Dimensión, pero esa mente conducida por el corazón funciona en  equilibrio, pues es conducida por el amor.

Entonces…

En cada pensamiento, existe la quietud necesaria para llegar a una amplitud holística de posibilidades que  otorguen  al  individuo la manera de elegir  el sendero más adecuado no solo para su vida, sino para todos aquellos conectados con él.

En cada acto está presente el pensamiento que lo originó y las emociones conectadas al mismo, es por ello, que cuando permitimos que el Amor actúe en nosotros, los pensamientos son nobles  y se asocian a emociones elevadas.

Pensamiento, emoción y acto están integrados por el amor y guiados por la intuición que surge como guía de Dios en nosotros.

Somos conscientes que en esta realidad de tres dimensiones, la diversidad espiritual es una constante, que se manifiesta en corazones cerrados, abiertos, en proceso de expansión o muy dormidos…

Más allá de cualquiera que sea nuestro entorno, nuestro corazón está atento para guiarnos a través de la intuición.
Pues, Dios no discrimina a todos les habla, pero algunos lo escuchan más “sintonizados” que otros.

Todo lo que existe, sea de nuestro conocimiento o no, está inter penetrado por la energía del amor, lo que existe “es” y lo que “es” está en la órbita de Dios, la Fuente de todo.

Soltar el odio y el rencor, perdonar y perdonarse es… fundamental para que el Amor fluya desde la Esencia Divina tocando nuestras vidas paso a paso.

Cuando perdonamos, Dios en nosotros nos bendice abriendo los caminos hacia la verdadera libertad del Ser… La soberanía interior.

Ser soberano es ser responsable de todos nuestros sentires, pues según lo que sientas… amor, tristeza, dolor, angustia, compasión, misericordia, así serán los “hilos” que tejerán tu vida.

Entonces…

Ser consecuente contigo y con los demás es Ser responsable y soberano en el Sendero de Vida.

Recuerda…

Siente amor, sin límites…

Piensa en positivo…

Conecta tu mente al corazón…

Permite que la intuición nacida del corazón, guíe tu vida,
 de la mano de Dios en Ti

Los Amo.



Con Amor, Ashamel Lemagsa.

martes, 6 de diciembre de 2016

5 MENTIRAS QUE TE MANTIENEN ATRAPADO EN TU ZONA DE CONFORT.


A un rey le obsequiaron dos pichones de halcón. Este, los entregó inmediatamente al maestro de cetrería para que los entrenara. Después de varios meses, el instructor le comunicó al rey que uno de los halcones estaba bien educado, pero no sabía qué le pasaba al otro. Desde que había llegado al palacio, no se había movido de la rama, incluso había que llevarle el alimento.
El rey mandó llamar a sanadores y curanderos pero ninguno pudo lograr que el ave volara. Desesperado, hizo público un edicto en el que proclamaba una recompensa para aquel que hiciera volar al halcón. A la mañana siguiente, el rey vio al ave volando en sus jardines.
– Traedme al autor de este milagro. Ante el rey apareció un campesino. El rey le preguntó:
– ¿Cómo lograste que el halcón volara? ¿Acaso eres mago?
– No, fue muy difícil – explicó sonriendo el hombre. – Tan solo corté la rama. En ese momento al ave no le quedó otra alternativa que echar a volar.
Esta fábula nos enseña que a veces es necesario quedarse en la rama para recuperar fuerzas, pero si nos quedamos en la zona de confort durante mucho tiempo, nunca sabremos cuán lejos habríamos sido capaces de llegar. Por eso, necesitamos expandir cada vez más nuestra zona de confort.
Crecemos al salir de la zona de confort
Lo queramos o no, la capacidad para abandonar de manera consciente nuestra zona de conforty atrevernos a descubrir nuevos horizontes o perseguir nuestros sueños es lo que nos hace diferentes a los demás, es lo que nos permite tener nuevas experiencias que enriquezcan nuestra vida. Lamentablemente, la mayoría de las personas prefieren quedarse en su zona de confort,ese espacio en el que se sienten más o menos a gusto y al seguro.
Para comprender la zona de confort puedes imaginar dos círculos concéntricos, uno pequeño dentro de uno mayor, pero que no se tocan en ningún punto. El círculo pequeño representa todas las cosas a las que estamos acostumbrados, nuestros hábitos y rutinas, los sitios que solemos visitar y las personas que frecuentamos. Es nuestra zona de confort.
A primera vista, todo puede parecer genial, pero lo cierto es que mantenerse dentro de ese círculo no es una garantía de felicidad ni te asegurará que al final de tu vida no tendrás arrepentimientos. En realidad, mantenerse en la zona de confort te limita porque no te permite descubrir nada nuevo. De esta forma, es posible que mueras un poco cada día. De hecho, recuerda que la vida comienza donde termina tu zona de confort.
Sin embargo, existe un círculo mucho más grande, compuesto por las cosas que no conoces, por tus sueños, los desconocidos, los lugares nuevos. Es el círculo del aprendizaje. De hecho, solo crecemos cuando somos capaces de dar el salto a ese círculo, de manera que nuestro pequeño círculo se amplíe cada vez más.
A muchas personas dar ese salto les asusta demasiado, porque no saben qué encontrarán en ese otro círculo, de manera que ponen en práctica un mecanismo de autosabotaje, para mantenerse en su zona de confort y no verse obligadas a salir.
Las mentiras que nos contamos para no salir de la zona de confort
1. “No tengo por qué hacerlo”
Es cierto, no hay nadie que te empuje fuera de tu zona de confort, no es obligatorio que salgas, pero si te quedas dentro, no crecerás. Recuerda que no creces simplemente porque pasen los años, sino por los retos que enfrentas. Cuando piensas en un proyecto que representa un gran desafío y de repente tu voz interior te dice que no tienes por qué hacerlo, en realidad lo que estás expresando es una resistencia al cambio, porque una parte de ti desea que te mantengas dentro de los límites de lo conocido. Sin embargo, cuando vuelvas a pensar que no tienes motivos para emprender algo nuevo, recuerda que el simple hecho de crecer y descubrir, son razones más que suficientes.
2. “No es el momento adecuado”
En muy pocas ocasiones se dan las condiciones perfectas para emprender algo, pero ir en pos de un sueño significa luchar contra viento y marea, creando las condiciones a lo largo del camino. Cuando te dices a ti mismo que no es el momento adecuado, está hablando el miedo, probablemente un intenso miedo al fracaso que te inocularon desde la infancia. Por supuesto, no se trata de lanzarse a la aventura sin valorar los pros y los contras pero si queremos lograr realmente algo en la vida, debemos ser conscientes de que no podemos quedarnos parados, necesitamos ir dando pequeños pasos. Y mientras antes comencemos a andar, mejor.
3. “Comenzaré cuando…”
Se trata de una de las excusas más comunes para quedarnos a salvo en nuestra zona de confort. En práctica, es el autoengaño perfecto porque no estamos renunciando al sueño o el proyecto que tenemos en mente, sino tan solo aplazándolo, hasta que se produzca determinada situación. El problema es que esta excusa nos lleva directamente a la procrastinación, por lo que es probable que cuando la condición que demandamos se cumpla, pongamos otra, y luego otra más. De esta forma logramos mantener viva la esperanza pero, a la vez, no tenemos que esforzarnos para hacer ese sueño realidad. Por eso, aunque no estén todas las condiciones creadas, simplemente ve dando pequeños pasos, no esperes demasiado porque la vida es muy corta.
4. “No es para mí”
Básicamente, detrás de esta frase se esconde la idea de que no somos lo suficientemente buenos o capaces. Se trata de la excusa perfecta para las personas inseguras y que tienen una baja autoestima. También es una excusa que utilizan las personas que tienen miedo del mundo y se cierran a las nuevas experiencias. En todo caso, no podrás saber si una cosa realmente te gusta o no hasta que no la pruebes. De hecho, es probable que en más de una ocasión hayas pensado que algo no estaba hecho para ti pero después de probarlo, has llegado a amarlo o incluso te has aficionado. Por tanto, no te cierres nunca a las nuevas experiencias ni te limites como persona. Es lo peor que podrías hacer.
5. “No sé cómo hacerlo”
Las cosas nuevas pueden atemorizar, por eso una de las excusas que inventamos para permanecer en nuestra zona de confort consiste en decirnos que no sabemos cómo enfrentar el reto. Podemos pensar que no tenemos las habilidades necesarias o que nunca las podremos desarrollar. Sin embargo, recuerda que cuando tienes un “qué”, los “cómos” llegan solos. Es cierto que para emprender determinados proyectos se requiere una preparación pero eso no implica que no puedas hacerlo, tan solo significa que te llevará más tiempo o que necesitarás a una persona que te ayude. Ninguna destreza surge de la nada, todas esconden en su base mucha pasión y esfuerzo.
Como colofón, ten siempre en mente lo que decía Nelson Mandela: “Imposible es todo aquello que no se intenta”.

http://consejosdelconejo.com/


Metafísica: CLASE 31 - EL SER SUPERIOR, GUÍAS Y MAESTROS. Por Alexiis.


Estas formas de vida se relacionan con nuestra evolución y con los Hombres y Mujeres Dios. En algunos casos son sinónimos. Por ejemplo, tu guía principal es tu propio Ser Superior. La gente muchas veces percibe su propio reflejo, Su Ser Superior, en estados de alerta elevados, y como no tienen el hábito de investirse en su propia autoridad, prefieren considerar la visión (si es que la aceptan) como la de un guía o maestro que está en un estado fuera del cuerpo.

Hay muy pocas personas que comprenden realmente la verdadera naturaleza del impacto extraterrestre. Aquellos que consideran a estos seres espaciales como profesores y ayudantes benévolos, los confunden muchas veces con guías, maestros y aún como su propio Ser Superior. En muchos casos, esta formas de vida revelan nuestra propia naturaleza elevada.

Coincidiendo con la vida extraterrestre, existen en este planeta seres de otras dimensiones, especialmente de la séptima, que están aquí como auxiliadores, profesores y guías. Algunos han llegado a través del nacimiento físico y otros se materializan y desmaterializan cuando es necesario.
También existe el Ser Superior. Esta entidad vive una existencia separada, llena de maestría y perfección. Se comunica con nosotros mediante el sueño y la fantasía y, aunque no lo reconocemos como parte nuestra, es el único medio a través del cual recibimos luz, amor, nutrición y enseñanza. Aún cuando invocamos a fuerzas o autoridades exteriores, éstas vienen a través de nuestro Ser Superior.

Un maestro es alguien que no se encuentra encarnado. Es un ser de una dimensión superior a la séptima, casi siempre de la doceava. Muchas veces se le da este nombre a humanos, pero tenga en cuenta que, NO ES POSIBLE ESTAR COMPLETAMENTE ILUMINADO MIENTRAS SE ESTÁ EN CUERPO FÍSICO. Mientras conserve el cuerpo físico (no importa cuán espiritual o integrado pueda estar), el ser humano siempre estará sujeto a la ilusión, la distorsión, la emoción y la manipulación.

Un maestro más que visto, es sentido (aunque a veces también se manifiesta visualmente) y su radiación es abrumadoramente intensa. Un Maestro Ascendido es alguien que, habiéndose encarnado, se ha graduado sobre la materia a través de los diversos niveles de maestría, al punto de transmutar la sustancia física de sus células en el momento de su muerte física. Los Maestros Ascendidos pueden materializarse y desmaterializarse a voluntad. No todos los maestros son Ascendidos. Existen Maestros que nunca han encarnado físicamente, que viven y trabajan en planos superiores y proyectan ayuda a través de rayos, energías o intermediarios.

Ángeles y Elementales

Siempre hay ligeras carrasperas, arrastre de pies, cambios incómodos de posición y miraditas suspicaces cada vez que se intenta hablar sobre ángeles y elementales. Aunque también surgen evidencias de un gozo secreto, de sonrisitas inciertas y un poco de vergüenza. Ángeles y Elementales. ¡Esto es cosa de niños! Pero como bien saben las Kahuunas, las místicas sacerdotisas de Hawai, y como también nos lo dice la Biblia: "los niños heredarán la Tierra". Ellos poseen el corazón de saber y de ver, y es el niño dentro de nosotros la clave de nuestra trascendencia.

Cuando hemos tocado niveles interdimensionales de realidad y hemos experimentado vida en distintas dimensiones del ser: cuando hemos podido intuir el amor, las enseñanzas, la guía que viene de dominios elevados a través de nuestro propio Ser Superior, de guías y maestros superiores; cuando sabemos que existe vida en múltiples e infinitas formas, algunas invisibles a nuestros ojos, ¿podemos dudar de que existen los ángeles?

Además de la evolución humana, existen otras dos modalidades que se expresan mediante formas evolutivas. Ellas son los Ángeles y los Elementales. Ambos expresan un aspecto de la Divinidad. El reino angélico es una evolución más elevada que la nuestra y el reino elemental es más simple, menos compleja. El hombre se encuentra en el medio de ambas participando: su parte material es creada por los elementales, cuya tarea es construir formas y su parte espiritual-emocional es angélica en poder y magnitud.

Tanto los Ángeles como los Elementales coexisten con el hombre y ambos le sirven de ayuda. Nosotros podemos verlos, sentirlos o escucharlos de acuerdo a nuestro grado de sensibilidad y pureza. Es por ello que los niños tienen una mejor comunicación que nosotros. Los ángeles y los elementales son formas de vida inocente que existen en la frágil capacidad de servicio a la humanidad y al planeta.

A los ángeles se los ve y siente como formas de luz en ráfagas de vientos frescos y claros de sabor a menta, que conllevan cualidades de pureza, armonía y belleza. Si alguna vez has visto una burbuja de jabón flotando bajo un sólido cielo azul, tendrás una idea de la coloración y sustancia de un ángel. Sus alas son emanaciones de luz. Los elementales tienen formas variadas, de acuerdo a las fuerzas que manejan y reflejan tanto la gracia como las deformaciones de su raza dominante.
Los ángeles pueden ser tan altos como edificios o tan pequeños como seres humanos. Su evolución no está en la sustancia como la nuestra, sino en su habilidad de manejar y dirigir la Luz. La misión angélica es la de absorber y dispersar Fuerzas de Vida, las cuales recogen en sus propios cuerpos de Luz.

El Ministerio Angélico es tan complejo como el humano. Para nuestros propósitos es suficiente comprender que ellos mantienen el equilibrio sobre la Creación. Ellos sanan y clarifican la sustancia etérica y cuidan y protegen a la humanidad y a la Tierra. Cada humano encarnado tiene un ángel guardián cuya única actividad es la de proteger a esa persona su vida entera. Este ángel tiene un nombre sónico tan individual como el nuestro.

Los elementos son criaturas simples, pero al igual que los humanos, en su evolución hacia la santidad, y los ángeles en su expansión al nivel de Arcángeles; evolucionan a los más altos niveles en el Reino Elemental, el de maestros constructores de mundos, los Elohines. Estos, al igual que los Arcángeles, son siete en los rangos más elevados, pertenecientes a los Siete Rayos.

Los elementales sirven a través de su identidad a la Naturaleza. Esta es la forma en que el espíritu nos nutre a nivel de la sustancia física impregnada por fuerzas de sol/luz. Los elementos están aliados con cada uno de los elementos:

Tierra = Gnomos
Agua = Ondinas
Aire = Sílfides o silfos
Fuego = Salamandras y Agnis

Las hadas y devas se encuentran en la misma evolución elemental en su capacidad de guardianas y amigas del hombre, ellas están a cargo de segmentos de la Naturaleza y su actividad. Los elementales pueden ser mejor vistos por aquellos que están en un mayor contacto con la Naturaleza y con la inocencia de la Tierra.

Definiciones

Gnomos: Enano fantástico y deforme. Los Gnomos son considerados espíritus de la Tierra, necesarios para construir las plantas y las flores. Su tarea consiste en teñirlas con innumerables matices. También cortan los cristales de los minerales para formar las gemas preciosas. Se encuentran por todas partes y son más trabajadores que las mismas abejas, pero su labor sólo es reconocida por aquellos que tiene facultades clarividentes. Los cuerpos de los gnomos están formados principalmente por éter químico, de ahí que pertenezcan a la Tierra y sean terrenos, volviéndose viejos en una forma no muy distinta a los humanos.

Ondinas: Ninfa de las aguas según la mitología germana y escandinava. Las ondinas simbolizan lo femenino de las aguas y sus peligros. El cuerpo de las ondinas está formado por éter vital y pueden vivir millares de años.

Sílfides y Silfos: Espíritus aéreos elementales de la mitología germánica, que según la tradición revisten variadas formas, tales como las bellas y gráciles Sílfides y los feos y pequeños aildos deformes. En ocultismo, una clase de elementales que moran en el aire, en las nieblas y brumas y sobre los fosos de las ciénagas. Legiones de silfos producen la variabilidad de los vientos y las grandes tormentas marinas con batallas entre silfos y ondinas. Estas entidades están sujetas a muerte, pero viven miles de años y su vehículo está formado por el denominado éter luminoso.

Salamandra: Espíritu del fuego. Se encuentran por todas partes y no se puede obtener fuego sin su concurso. Se hallan principalmente en cavidades bajo tierra, originando las explosiones y erupciones volcánicas. Sus cuerpos están formados por el éter reflector y viven muchos millares de años.

Serafín: Los serafines constituyen una jerarquía de seres celestiales que actuaron en la quinta revolución del período lunar y despertaron el germen del tercer aspecto del espíritu o Ego: el espíritu humano.

Querubín: Miembro de una hueste de exaltados seres que en el período solar despertaron el germen del espíritu de vida en el hombre. El Antiguo Testamento los considera guardianes de la gloria divina.

Elementales: Espíritus de los elementos o de la naturaleza, desarrollados en los cuatro reinos: tierra, aire, fuego y agua. Están divididos en infinidad de clase, siendo los más conocidos los gnomos, las sílfides, las salamandras y las ondinas. También se mencionan a muchos otros con el nombre indefinido de hadas, ninfas, duendes, trasgos, sátiros, faunos, peris, vestigios, sirenas, etc. Los elementales adoptan formas de ordinario semejantes a la del ser humano, aunque de menor tamaño. A causa de las corrientes desagradables que el hombre determina en el plano astral y al ambiente que ordinariamente le rodea, rehúyen todo contacto con Él, siendo rarísimos los casos en que entren en comunicación o le presten alguna ayuda.

Ángeles: Seres de una corriente evolutiva distinta a la nuestra, que moran en la región etérica y que fueron humanos durante el período lunar. El vehículo más denso de los ángeles está compuesto por éter. Los ángeles están capacitados para construir el cuerpo vital, porque en el Período Lunar, el éter era el estadio más denso de la materia. Debido a esa capacidad son los instructores apropiados de hombres, animales y plantas, respecto a sus funciones vitales.
Ángel Guardián: Denominado también Ángel Custodio o de la Guardia, no es exactamente una entidad espiritual perteneciente a una evolución superior, sino más bien la personificación de nuestras buenas obras de las vidas pasadas. Aunque invisible, está siempre en nosotros impulsándonos a obrar rectamente y hacer el bien.

Arcángeles: Seres de la corriente evolutiva distinta a la nuestra que moran en las regiones superiores del Mundo del Deseo y que fueron humanos en el Período Solar. El cuerpo más denso de los arcángeles está formado por un elemento llamado Materia de Deseo y por ello son manipuladores expertos de las fuerzas del mundo en que habitan. Los arcángeles trabajan política e industrialmente con la humanidad como espíritus raciales de los pueblos. Arcángeles de grados inferiores gobiernan a los animales como espíritu-grupo.
Devas. Espíritu benigno, Dios, ángel, de las mitologías hindú, budista y jainista

Elohim: Jerarquías creadoras que pertenecen a nuestra evolución y cooperan con Dios en la formación del Universo. Hueste de seres dobles o bisexuales.
Chohan: Adepto que ha alcanzado la sexta iniciación. Título de respeto equivalente a señor o jefe.
Uniendo los tres reinos
Nosotros como humanos tenemos autoridad sobre los reinos elementales y angélicos, porque nuestro ser pertenece a ambos. Los antiguos alquimistas tenían este conocimiento y los Atlantes, en especial, utilizaban esta alianza para ordenar la manifestación de formas elementales, ya que ellos proceden a copiar (construir la forma) y ejecutar el proyecto creado por el poder de pensamiento de los hombres. Hasta hoy en día, los elementales, al ser de una naturaleza más simple, continúan obedeciendo los caprichos y fantasías de los hombres, quedándose muchas veces atrapados en formas que no son opuestas a su naturaleza amorosa.

Como los ángeles no tienen un cuerpo de sustancia, no pueden estar sujetos a las leyes de la materia y al abuso de la voluntad del hombre. Siendo activos colaboradores del hombre, retiraron su presencia de nuestro mundo visible hasta que nuestra pureza puede mantener nuevamente contacto con ellos.

El Reino Animal, el Angélico y el Humano forman una trilogía de expresión que corresponde a la Fórmula Alquímica. El pensamiento pertenece a los elementales que ejecutan los moldes creados en la mente. Los sentimientos pertenecen a la esencia espiritual de los ángeles, quienes irradian su pureza a los más altos niveles y proveen el poder generador para la creación. La palabra hablada pertenece al poder del hombre quien ordena vibratoriamente mediante su singular posición y autoridad.

Muy pronto llegará el día en que podremos comulgar y crear conjuntamente con ángeles y elementales, en un mundo donde los Tres Reinos volverán a reinar en paz, para la realización del Plan Divino. Éste es el propósito de la Alquimia Interior.

Abriendo la Comunicación

La comunicación con los mundos interiores es un poco distinta a la elevada intensidad de tono necesaria para la percepción interdimensional, aunque uno puede sintonizarse con ella de manera natural, conforme se avanza.
La mejor manera que he encontrado para sentir la presencia angélica es activando las capas exteriores del aura. Al expandir el estado de alerta, se es capaz de recibir sus bendiciones - una suavidad de amor tal que nunca cesa de conmover hasta las lágrimas, por la alegría y gratitud que su presencia causan. Por otro lado, para escucharlos, siento que la mejor manera, una vez que se los ha llamado para ayudar, es sentarse muy quito, y escuchar a través de los chackras del corazón y la garganta.

Los elementales parecen responder a la alegría y la insensatez y a un sentimiento de vitalidad.
Una vez que ha establecido una línea de comunicación con cualquiera de los mundos elementales o angélicos o con ambos, se encontrará apoyado por un mundo de manifestaciones elevadas: la creación de los mundos. Mientras estamos físicamente encarnados, esta creatividad elevada pertenece a la sanación y a la construcción de atmósferas armoniosas. Dentro de esta capacidad, visualice a la Tierra envuelta en el amor sanador de la Llama Violeta, o en rosa o azul.

Uno puede llamar simultáneamente a los ángeles para purificar y sanar a los elementales para que construyan y perfeccionen. Al mismo tiempo puede mantener una imagen de un mundo más claro y limpio, un mundo de seres iluminados dentro de un planeta gobernado por principios elevados.

Esta visualización puede hacerla tan precisa como desee, dirigiéndola hacia Washington y Moscú, hacia el Medio Oriente, África y Centro América, hacia jefes de estado y trabajadores de luz en todo el orbe.
Los elementales tienen un trabajo muy arduo tratando de controlar la contaminación de nuestra tierra. Haríamos bien en bendecirlos y dirigirnos a ellos con amor, con la energía generada por nuestro Ser Superior, a través de nuestros sentidos físicos y así, aliviarles tan pesada carga. Definitivamente, ellos pueden utilizar nuestra ayuda en estos tiempos y por supuesto, nuestra conciencia clara les es de mucha utilidad.

A los ángeles les encanta ser tomados en cuenta, y responden casi de inmediatamente a la ayuda que les solicitamos. Puesto que ellos trabajan mediante el resplandor, puede pedirle cualidades que lo fortalezcan y enaltezcan, como paz, obediencia a la ley, pureza, libertad y victoria. Ellos le entregaran estas cualidades energéticas.

Otra manera importante que tienen de ayudarnos cuando los invocamos es disolver y recalificar con sus "sentimientos" cualquier tipo de impureza que hayamos generado o nos hayan impuesto y a relevarnos contra esas líneas de fuerza que nos mantienen atados a condiciones tridimensionales. Aunque nosotros mismos somos capaces de genera estas cualidades a través de nuestro Dios Interior, podemos utilizar el apoyo sencillo y cariñoso que nos ofrecen los reinos angélicos. Háblale a los ángeles y descubrirás qué pasa.

Los elementales también ayuda a purificar la atmósfera. Mientras que los ángeles pueden irradiar paz, armonía, sanación y alegría; los elementales, especialmente las sílfides y salamandras, pueden limpiar el medio ambiente, fácilmente, los pensamientos y toxinas síquicas. Invoque su ayuda y en casos de gran densidad, llame a las fuerzas más potentes de los Elohines y los Arcángeles. Si no puede observar los resultados directamente, preste atención a sus receptores sensibles que revelarán la aligerada atmósfera de sus mundos.

Por eso, cuando uno habla con las plantas o les toca música, lo que resulta muy beneficioso para su crecimiento, en realidad se está dirigiendo a los elementales que construyen esas plantas y a las hadas y devas que las cuidan.
La gente del Norte ha observado durante años a los gnomos y duendecillos en su calidad de guardianes de bosques, montañas, ríos y lagos.
Explore las posibilidades de co-creación, no sólo con su Dios interior, sino también con cada uno de los hijos de Dios, incluyendo a los ángeles y elementales.

* * * * *

EL DEBER DEL HOMBRE SOBRE LA TIERRA

1. El propósito de la vida es realizar la unidad con el YO SOY o YO REAL, es decir, la propia identificación con lo Divino.

2. La meta de la vida es volverse Divino.

3. El objetivo de la vida es la liberación absoluta del cautiverio que ejercen las identificaciones con lo externo.

4. Esta vida es un camino de paso hacia nuestra verdadera fuente: INMORTALIDAD, SABIDURÍA SUPREMA, DICHA SUPREMA.

5. No dejes el mundo con tus manos vacías. Acumula la suprema riqueza de tu YO REAL. No pierdas la dorada oportunidad que te ofrece la vida de saber quién eres.

6. Deja que cada día amanezca como una fresca oportunidad abriéndose ante ti para da un paso adelante, hacia la Gran Conquista de la AUTORREALIZACIÓN.

7. Pero recuerda que existe un Libre Albedrío y eso te hace libre de seguir en tu sueño, todo depende de ti, despertar o seguir durmiendo.

8. Estudia el libro de los libros, el libro de la vida, Él se halla dentro de tu YO, es tu YO REAL. las palabras claves de este libro son: TÚ ERES EXISTENCIA ETERNA, CONOCIMIENTO SUPREMO, DICHA SUPREMA. Son tus patrones mentales los que no te hacen creer así.

9. Vida Divina es vivir consciente de tu naturaleza REAL que es el YO SOY.

10. Ve en todos, ya sean animales, plantas, piedras, cosas, personas, circunstancias, ve en TODO, en el corazón de TODO, al YO SOY. Esto es tener una vida DIVINA.

11. La Vida Divina no pide que cambies de religión o que dejes tu casa. Ella requiere DESAPEGO-APEGO. Desapego de la mente de las cosas externas y Apego a la mente a tu YO REAL.

12. Ser egoísta es vida de sueño, ser altruista es vida Divina. Percibir la diversidad viendo las formas es vida de sueño, ver la presencia de YO SOY en el corazón de Todo lo existente es Vida Divina. Identificarse con el cuerpo, las emociones o las ideas es vida de sueño; identificarse con tu YO SOY es vida Divina. La Vida Divina conduce a la INMORTALIDAD, a la SABIDURÍA SUPREMA, a la DICHA SUPREMA. La vida de sueño conduce de muerte en muerte.

13. Sólo el hombre ha sido dotado de la facultad de discernir entre las buenas y las malas o ilusionas acciones, por lo tanto el mismo es responsable de su destino, de un destino de sueño o de un destino SUPREMO.

14. Vive una vida de simplicidad, de humildad, una vida noble.

15. En el jardín de la vida cada uno de nosotros debe florecer como una fragante flor, eso depende sólo de nosotros.

16. La evasión de la miseria y de la pena y la obtención de la eterna Paz son el supremo fin humano.

17. El apremio hacia lo perfecto en este caminar por la vida, el deseo de sabiduría, el ansia plena de paz y felicidad, es inherente a cada ser humano.

18. El hombre no tiene descanso hasta que descanas en su YO REAL

19. Su origen y morada final están allí, en su interior.
20. Mira dentro de ti y medita sobre tu YO SOY; te REALIZARÁS.

21. Se tú el SER REAL en medio de tu cuerpo, tu sentir y tu pensar.

22. La iluminación consiste en vivir tu vida estando ya fundido en tu REAL NATURALEZA YO SOY.

23. Despierta al conocimiento de tu Naturaleza REAL.

24. ¿Tú buscas sugerencias para una vida armónica? Ten algunas, pero ellas serán el resultado de ACCIONES si las PRACTICAS. De nada sirve solo que las sepas.

25. El equilibrio de la mente es esencial para un vivir armónico.

26. Un hombre con mente ofuscada no ve su camino claramente, sus emociones se han apoderado de Él, aquiétalas centrando tu pensar en tu YO SOY, y diles a ellas que no existen, que ya no las autorizas a tener más vida, que YA NO SON NADA.

27. Restringe tus necesidades y tus deseos. Lleva una vida desinteresada.

28. Aprende, si pueden, a no esperar NADA DE NADIE, ni recompensas por lo que diste, ni gracias. No esperes nada de nadie, este esperar nada de nadie cultívalo en tu mente, no es necesario que se lo digas al otro. Si éste te da algo acéptalo y agradécelo, pero en tus adentros no has creado esa expectativa.

29. La FE es VIDA, la duda es muerte.

30. Este mundo es una vasta escuela de experiencias. Aprende y vence.

31. No te preocupes en vano

32. Comienza el día identificándote con tu YO SOY, llena el día, identifícate con tu YO SOY. Vive el día identificándote con tu YO SOY. Vive el día identificándote con tu YO SOY.

33. Vive armoniosamente con otros. No te atormentes y ten confianza en tu YO REAL, si a Él le has dado el día para que lo gobierne.

34. Tu futuro está en tus propias manos. Ejecuta. Haz un esfuerzo deliberado.

35. El ayudarse a sí mismo lleva al éxito. Este sí mismo está en relación directa con tu VOZ SILENTE. No dependas de otros en tus decisiones. Practica la confianza y la fe en tu YO REAL, pues eses es tu verdadero TI MISMO.

36. Intenta ser amplio en la visión de tu vida y la de los demás. Es la única manera de comprenderte y comprender, y de desgarrar de raíz ese constante juicio y crítica que hacemos con nosotros mismos y con los demás. Sé amplio al escuchar y si no sabes qué decir, es preferible callar o asumir humildemente que no sabemos cómo ayudar.

37. La simplicidad es la nota clave que te hará poner a tono con tu VOZ SILENTE. elige cosas simples. Sé simple.

38. Transforma lo que aparentemente te causa dolor, sintiendo y sabiendo con certeza que hay una gran bendición oculta detrás de esa experiencia, ya sea para aprender o para beneficio, cualquiera sea éste; para acercarte más y más hacia tu REALIZACIÓN.

39. Nada acontece por casualidad. Todas las cosas suceden de acuerdo con un PLAN, con un definido propósito de acercarte más a la META

MEDITACIÓN 20

Duración: 2 semanas
Hacer una vuelta de Mala con cada frase, SE PUEDE LEER

POR LA MAÑANA

YO SOY LA VIDA
YO SOY EL CENTRO RADIANTE DE TODO SER
YO SOY LA PRESENCIA DEL Dios VIVIENTE EN TODO SER
YO SOY EL ORDEN, LA PAZ Y LA ARMONÍA EN TODA ACTIVIDAD

POR LA TARDE

YO SOY EL TODO EN TODO, YO ESTOY AQUÍ, YO ESTOY ALLÍ
YO SOY EL Dios QUE ME REVELO AL HOMBRE, EN EL HOMBRE Y POR EL HOMBRE
YO SOY EL SOL CENTRAL QUE IRRADIA SILENCIOSAMENTE EN TODA DIRECCIÓN
YO SOY EL REINO DEL SABER, DE LA VIDA Y DEL AMOR.

POR LA NOCHE

YO SOY LA PRESENCIA DE LA MENTE UNIVERSAL EN LA MENTE INDIVIDUAL
YO SOY EL PODER QUE ANIQUILA TODO TEMOR, DUDA Y TODA INCERTIDUMBRE DE MI CORAZÓN.
YO SOY LA IRRADIACIÓN DIVINA QUE LIMPIA TODO SENTIR DESARMÓNICO.
YO SOY LA CONCIENCIA DIVINA GOBERNANDO EL CUERPO EMOCIONAL.

* * * * *

miércoles, 30 de septiembre de 2009

alexiis-metafisica.blogspot.com.a