lunes, 29 de agosto de 2016

Oración para centrarse..." Amado Dios en Mí". Por Ashamel Lemagsa.


Amados...

Hoy les comparto un sencillo y breve ejercicio para centrarse  en nuestro Corazón, Centro de Dios en nosotros.

Cuando sentimos que  los acontecimientos cotidianos nos mueven de nuestro centro de Paz Interior, podemos regresar a él, de manera sencilla y breve.

Se puede realizar en cualquier momento y bajo diversas situaciones de tensión.

Espero que les sea de mucha utilidad.

Los amo!!!

Ashamel Lemagsa.

*****************


Oración

"Amado Dios en Mí".

* Inspiramos y exhalamos desde nuestro chakra solar, expandiendo la energía de amor de nuestro Dios Interior, desde el Corazón hacia las zonas de mayor tensión.

*Visualicemos un sendero de luz hacia nuestro corazón,  que tiene sus puertas abiertas, dejando ver su Luz Dorada..

*Ingresemos a la Sala Dorada.

*Allí nos espera Dios, Chispa Crística de Amor Ilimitado, de compasión infinita.

*Oremos....

Amado Dios en Mi...

Soy una/o en Tí.

Hoy me uno a tu Amor Infinito...

Para regresar a mi Centro de Paz Interior,

que es Tú centro de Amor.

Que tu Luz me guíe al Centro mismo de la Esencia Crística.

Que es Dios en Mí.

Que tú Amor sin límites me envuelva en un abrazo de paz y amor.

Que tú Paz, tú Amor y tú Compasión se integren en mi corazón.

Que tu Divina Energía sane toda herida, toda confusión, todo dolor.

Guíame por los senderos de tu perfección,

para pulir toda distorsión que me aleja

de Ti.

Amado Dios en Mí...

Que tu misericordia sea la mía.

Que tu Paz sea mi Sendero.

Que tu Amor sea mi expresión cotidiana.

Que tu Divina Guía...

Sea el reflejo

de cada día en mi vida.

Yo Soy...

Dios en Mí.

Yo Soy Una/o

en Dios.

Así es!!

Amén

Con Amor Ashamel Lemagsa.





Montse Bradford: "Lo que pensamos genera emociones, pero también lo que comomenos”

 

Fundadora de varias escuelas de cocina, esta barcelonesa de nacimiento, afincada en Londres desde 1978 hasta 2006 (ahora reside en la Ciudad Condal), ha dado clases en la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia Blanquerna e impartido cursos por toda Europa y también por Sudamérica. Galardonada con el Premio Verde 2008 (Fundación José Navarro) por su trabajo a favor de la alimentación responsable y el desarrollo sostenible, ha escrito más de diez libros. El último, La alimentación y las emociones. 

Usted defiende que ciertas emociones nos vienen dadas por lo que consumimos. 
Tenemos que ver de dónde vienen las emociones. 

¿Las compramos en el supermercado? Las emociones tienen dos orígenes. El pensamiento, lo que pensamos genera emociones, pero también lo que comemos. Si tomo un vaso de agua o de whisky mis emociones serán muy distintas. ¿Y por qué generarán distintas emociones? Porque atacarán a diferentes órganos. Si yo ingiero alimentos que me bloquean el hígado, o la vesícula biliar, tendré emociones de ira, cólera, agresividad, impaciencia… porque cada órgano, dependiendo de si funciona bien o mal, genera unas u otras emociones. Esto está totalmente constatado en la medicina china de hace tres o cuatro mil años. 

¿Cree usted que el ciudadano de a pié tiene esta percepción? 

Falta conciencia, porque la alimentación no se ve desde esta perspectiva. Se mira desde un ángulo muy primitivo. Sería el primer nivel alimenticio: ¿tengo hambre?, pues como lo que sea, voy a un McDonald’s o donde me apetezca en ese momento. Habría dos niveles más: el sensorial y el emocional. Las personas están vibrando en estos tres niveles, nada más. Y tenemos que ir un poco más allá, al nivel de la energía que provocan los alimentos. Porque con la alimentación podemos generar salud o enfermedad. Es muy importante. 

Usted explica que el ser humano cuenta con tres cuerpos: físico, emocional y mental… 

Efectivamente, y cada uno de ellos necesita cosas diferentes. Las personas sólo identifican el físico, el que vemos cada día en el espejo. En cambio, hay mucho miedo en prestar atención al emocional. Nos pasamos años sin reciclar nuestras emociones, bloqueando totalmente este cuerpo. También está el mental. Los alimentos que necesita cada uno son distintos. No podemos darle chocolate al emocional porque no funciona. Si el novio nos deja, comiendo chocolate no haremos que vuelva. El único cuerpo que tiene sistema digestivo, dientes y estómago es el físico. Al cuerpo emocional, por ejemplo, hay que alimentarlo, sí, pero con emociones. Cada uno tendrá su método, a unos les gustará ir a bailar, a otros ir a caminar por la playa… Acabamos alimentándolo, sin embargo, con cosas físicas que no funcionan. 

¿El bienestar radicaría en conseguir un equilibrio entre todos ellos? 

Sí. Yo siempre hago la metáfora de los tres amigos que van por el camino de la vida cogidos de la mano. Si los tres están más o menos equilibrados, y digo más o menos porque la armonía absoluta no existe, sumarán un equipo y buscarán juntos la misma meta. Sin embargo, si el cuerpo físico está debilitado, el emocional bloqueado, sobre todo porque lo desconocemos, y el mental centrado en controlar nuestra vida, es muy difícil conseguir ningún logro. Es lo que pasa hoy en día, falta de claridad, la gente está desorientada y desconcertada. Empezar a conocer los tres cuerpos, aunque sea poco a poco, sería muy importante.

¿Se puede establecer una relación de causa-efecto entre lo que comemos y nuestro estado de ánimo posterior? 

Por descontado, porque si yo como cosas que me están debilitando, que me están desmineralizando, notaré efectos emocionales de desmotivación, de mucho frío, no tendré ganas de hacer nada. Las personas estarán física, emocional y mentalmente con estas energías de deficiencia. ¿Y cómo me desmineralizo? Pues consumiendo alimentos que tienen un pH ácido. La tónica general de la sociedad es que tenemos un hígado muy bloqueado y un riñón con muchas deficiencias, y el riñón necesita minerales. Si no, aparecen las emociones negativas. La principal emoción negativa del riñón es el miedo. Hoy en día tenemos miedo de todo. No somos emprendedores, nos falta espíritu de aventura… La gente está muy ácida, muy desmineralizada.

Precisamente, usted explica en su libro que hay alimentos que generan una sangre ácida (con la que construimos estrés, enfermedad y desequilibrio) y otros que, por el contrario, la alcalinizan (con lo que obtenemos energía, vitalidad y salud)… 
Exactamente. Es fascinante. Podemos generar nuestro propio estado de ánimo. Somos los creadores de nuestra vida, en todos los niveles de nuestro ser. Cómo escogemos pensar es muy importante. Decíamos antes que una de las vías por la que se crean las emociones es a través de los pensamientos. Pero claro, si ingerimos whisky, difícilmente podremos ser conscientes de nuestros pensamientos. La alimentación, sin duda, es la número uno para darnos un poco más de estabilidad, de armonía, de paz… y luego debemos mirar con tranquilidad la calidad de nuestros pensamientos, que también forman emociones, por descontado.

También defiende que hay alimentos con energía yin (chocolate, alcohol, estimulantes, azúcares, levaduras artificiales…) que conducen a la hipersensibilidad, mientras que hay otros, con energía yang (carne, jamón, embutidos, huevos…) que nos ponen tensos y coléricos… 

Así es. El alcohol, los vinagres, los estimulantes… todo ello estimula al sistema nervioso generando una energía falsa. Cuando una persona, a media tarde, se siente fatigada, busca ingerir café, chocolate, beber una cola… en definitiva, generar una energía que no tiene. Pero claro, si hacemos esto durante muchos meses acabaremos creando una fibromialgia o una fatiga crónica, y es que estamos destruyendo la energía de los riñones. 
Todos estos alimentos crean una energía de expansión. Nos inflaman y nos desmineralizan. Nos dicen que tenemos que tomar mucha leche para los huesos. Pero hay gente con osteoporosis que a pesar de haber tomado mucha leche, y haber ingerido carne y queso, tienen este problema. Esta claro que no deja de ser un tópico que se ha demostrado que no funciona.

Y la yang… 

Son alimentos que tensan, que acumulan. Son de grasas saturadas. Nos bloquean órganos como el hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas y nos crean estas emociones de mucha tensión, agresividad, cólera… en definitiva, emociones que se llaman de exceso. Tenemos emociones de exceso, por una parte, y de deficiencia por otra, como el miedo, la falta de autoconfianza, que nos dan, por ejemplo, los azúcares refinados. 

Según sus explicaciones, abusar de productos yang nos conducirá irremediablemente hacia la ingesta compulsiva de alimentos yin. 

Efectivamente. Cuando yo tomo una parte de alimentos con energía yang, alimentos que nos tensan, quiero consciente o inconscientemente siete partes del extremo contrario. Es lo que llamamos la rueda energética o el yoyó. No falla, cuando tomo una parte de yang, quiero siete de yin. La gente dice “¿qué me pasa que no puedo parar de comer chocolate?”. Y yo les digo, deja de comer huevos, jamón, y verás cómo podrás dejar de comer chocolate. 

¿La idea es evitar productos con energía yin o yang para intentar alcanzar el bienestar? ¿O comidos con moderación no tienen por qué ser dañinos para nuestro cuerpo? 

Siempre nos llevarán a un desequilibrio. Estos alimentos de grasas saturadas bloquean el hígado y además no son el ejemplo de una alimentación sostenible. Tenemos en el planeta 7.000 millones de habitantes y debemos empezar a comer mucho más del reino vegetal. El reino animal no es una alimentación sostenible. Hay 1.400 millones de personas que no pueden comer ni beber nada. Y nosotros, en cambio, estamos comiendo jamón y queso, por ejemplo. Tenemos que ser conscientes de ello. Hay que tener en cuenta que para ‘cultivar’ un kilo de carne se necesitan 1.500 litros de agua, y todo ello para que, después, una familia lo ingiera en una comida. Y esto sucede a la vez que hay personas que no pueden beber ni una gota de agua. ¡Es alucinante! Nos estamos cargando el planeta. No podemos pensar sólo en nosotros, sino también en las generaciones futuras. Necesitamos una alimentación sostenible, sana, natural y energética, conociendo la energía de cada alimento.

En una comida principal, dice usted, no puede faltar: cereales integrales en grano, legumbres, un alga, una verdura verde y una pequeña porción de semillas o frutos secos. Alguien podría decir, ¡qué aburrimiento! 

En absoluto. Lo que hacemos es volver a la vida natural. Empezar a comer lo que comían nuestros abuelos. ¿Cuánto hace que apareció el donut? Tampoco hace tanto. Tenemos que volver a la dieta de antes, a comer legumbres, verduras, piñones, nueces, semillas, frutos secos, fruta de la temporada. Tampoco hace tanto que comíamos esto. Lo que hay que hacer es comer los alimentos naturales de toda la vida, los que necesitamos, pero de la forma que deseemos. Podemos hacer fideuás, pizzas, hamburguesas, pero sin que sean de carne. Comemos lo que necesitamos en la forma que deseamos y de esta manera el cuerpo emocional también esta contento.

Pero disfrutar de una buena mesa también puede generar emociones positivas… 

Según lo que entendamos por emociones positivas. Después de la comida de Navidad, las vibraciones empiezan a subir y todos los comensales, durante la sobremesa, creen tener la razón. Para mí esto no es positivo. Lo ideal es la armonía, la tranquilidad, el silencio… para mí esto es armonía. Es verdad que el placer sensorial existe y tiene relación con las emociones. Pero es por eso que te puedes comer un fricandó, pero no de carne, sino, por ejemplo, de seitán. O una lasaña. Yo hago una lasaña fenomenal. También hago donuts, pero no con azúcar, sino con manzana, por ejemplo.

Hablaba usted de vibraciones. Defiende que tanto los alimentos como los diferentes cuerpos del ser humano (físico, mental y emocional) vibran de distinta manera… 

Así es. El físico vibra tan lentamente que lo podemos ver y tocar. El mental, por su parte, es la torre de control. Vibra más rápido que la velocidad de la luz. Pensamos mentalmente que vamos al Taj Mahal y hemos ido y venido. Es instantáneo. El emocional no lo podemos ver, pero sí sentir. Cuando estamos mal emocionalmente lo sentimos claramente. Éste no necesita ni chocolate ni alcohol ni nada por el estilo, lo que pasa es que la gente los utiliza para evadirse. 

¿Y es cuando se resiente? 

Evidentemente. Se queja porque no tiene vibraciones de armonía. Está bloqueado porque nunca le prestamos atención. Al cuerpo físico lo mimamos a diario, lo duchamos, lo alimentamos… al emocional nunca lo hemos limpiado. Nunca hemos tenido en cuenta las emociones bloqueadas. No vamos a un terapeuta para gestionarlas, no lo hacemos. Ni tan siquiera las expresamos, escribiendo, por ejemplo. Hablo de coger un papel y escribir cómo nos sentimos, o pintar, o ir a bailar… el caso es que afloren de alguna forma. No lo hacemos, no lo depuramos, no lo limpiamos cada día. Y el mental lo mismo. Vibra tan rápidamente que nos descontrola. Es importante para gestionarlo el silencio, la paz, para poder observar esos pensamientos que tenemos descontrolados. Todo el mundo tiene dos minutos al día para detenerse, pero no lo hacemos. El alimento ideal para el cuerpo mental es el agradecimiento, estar agradecidos con la vida. 

A la hora de cocinar, "no sabemos extraer el sabor dulce a los alimentos", asegura usted. Por eso, añade, buscamos la compensación en el postre… 
Exactamente. En la cocina mediterránea no hay dulzor. 

Está usted cuestionando un referente… 

Pero es verdad. No hay dulzura, en el plato, en la cocina mediterránea. Hay mucho salado, mucho aceite, mucho picante y mucho ácido… pero dulzura no, en absoluto. Y claro, acabamos de comer platos de esta cocina con tanto ajo, con tanto vinagre, que buscamos el dulce en las natillas o en el flan. Y estos postres tienen mucho azúcar, y de ahí los niños tan hiperactivos que tenemos. El sabor dulce está en el plato. ¿Y de dónde lo sacamos? Pues de las verduras dulces: calabaza, moniato, zanahoria… todas son muy dulces. Y si las cocinamos durante mucho tiempo dan una dulzura increíble. Cada gusto tonifica diferentes órganos del cuerpo.

Explíquemelo… 

El sabor dulce nos equilibra estómago, bazo y páncreas. Son órganos emocionales todos ellos, que necesitan mucha dulzura y relax. Esta dulzura natural es muy importante, no me canso de repetirlo. La gente esta muy estresada y le falta un poco de dulzura. Cuando incorporemos esto a nuestro cuerpo, seguramente podremos relajarnos más y contar con un poco más de armonía en nuestra vida. Si vamos por la vía del azúcar, pues vemos el nivel de hiperactividad que tiene la gente. El azúcar nos desmineraliza, nos afecta al sistema nervioso, además de dejarnos mal el riñón, los huesos, etc. Ya vemos cómo están los niños de hiperactivos. Yo defiendo que no existen por naturaleza niños hiperactivos. El niño actúa en función de la energía que le damos. Si le damos una cola, pues actuará según la energía que le produce este producto. Si no le damos este tipo de alimentación, estará como un angelito. Tenemos que entender esto, es muy importante.

Hacía usted referencia a cocinar con tiempo, algo de lo que carecen hoy en día muchas personas… 

Yo también tengo un ritmo de vida muy ajetreado y como muy bien. Tenemos tiempo, lo que pasa es que no lo dedicamos a la cocina. Lo empleamos, por ejemplo, para chatear. No valoramos que a través de la comida podemos modificar la calidad de nuestra sangre. Es cuestión de adquirir el hábito. Poner una olla de cereales supone un minuto y medio, y tienes para tres días. Hacer un pescado a la plancha o cocinar una verdura verde lleva tres minutos, es muy fácil. Poner una calabaza al horno sí lleva más tiempo, pero tampoco tenemos que estar todo el rato vigilándola. Realmente es muy fácil cuando se aprende. Lo que pasa es que la gente quiere cambiar leyendo un libro, y para ello hace falta un instructor. Si quiero aprender a conducir no puede hacerlo únicamente leyendo un manual, necesito un instructor que me enseñe, porque si no después habrá carencias. La gente vendrá y dirá “esto no funciona”, y sí que funciona, pero hay que aprenderlo.

Leyendo su libro, uno se da cuenta de que usted no es muy partidaria de las ensaladas o de la fruta cruda. Incluso no le hace demasiada gracia la miel, cuando es un alimento, según muchos expertos, tan nutritivo… 

La fruta y la ensaladas crudas sí las recomiendo, pero según para quien. A una persona que tenga frío no se las aconsejaré. A Don Quijote, por ejemplo, no le recomendaré comer mucha ensalada, porque está muy delgado. Pero a Sancho Panza sí, cada día le daría una ensalada. Depende de la persona. Las ensaladas y todo lo crudo lo que hace es enfriar mucho. A una persona con exceso de peso, que ha comido mucha carne y que tiene un hígado muy bloqueado, que le reporta emociones de exceso, de ira, de cólera, le irán de maravilla. En cambio, una persona que esté decaída, con anemia, con osteoporosis, pues no se las recomiendo. La cocina energética me aporta conocimiento y me da libertad para escoger. Yo no soy partidaria de dietas, de prohibir. Yo explico los efectos que producen los alimentos, luego que cada uno escoja. 

Y con respecto a la miel… 

Cuando tomo una cucharada de miel de abeja, a los treinta segundos tengo mucho calor. Esto me está diciendo que este es un alimento que no transcurre por el sistema digestivo, sino que va directamente al riego sanguíneo y me da una hiperactividad al instante. ¿El día idóneo para tomar miel? El día que queramos correr un maratón, no hay problema. Tomamos algo de miel y ganamos la carrera (risas). Pero para el día a día no, porque nos dará mucha hiperactividad. Si tomamos mucha, nos desmineraliza, porque todo aquello que da energía al momento acidifica la sangre. Y cuando la tengo ácida, el pH cambia y el cuerpo busca minerales de donde sea. Por eso yo no recomiendo tomar miel cada día, en absoluto. 

¿Qué le diría a aquella persona que no acabe de estar convencida del método alimentario que usted propone? 

Que lo pruebe, que lo siga durante seis meses. La gente que lo prueba gana en calidad de vida. Gana en concentración, claridad mental, en ganas de hacer cosas, en perder peso o ganarlo, si es necesario… No podemos opinar de algo si no se prueba, si no se vive. Yo en mis clases doy libertad. Explico qué energía aporta cada alimento, y luego la gente decide.

http://www.lavanguardia.com/

Conexión con el Ser Superior - Poderoso Ejercicio de Síntesis.


Introducción
Este ejercicio surge como una Síntesis de mucho de lo que vamos exponiendo en este Portal y de todo lo que vamos aprendiendo a lo largo del Camino.
También surge como resultado de una experiencia concreta sumamente transformadora. Contada de forma breve, esta experiencia fue así: luego de varios días de procesos intensos, y de venir trabajando en mi mismo, y luego de muchas idas y venidas emocionales con seres muy cercanos a mi, estaba sentado en una roca en un río, en un estado de angustia, confundido, sin poder disfrutar de toda la hermosura del paisaje ni del rumor del agua ni del aroma de las hierbas. Como para agregar a este estado, me sentía solo, y mucho de lo que sucedía alrededor me llevaba a más pesar: veía una familia compartiendo, abuelos con sus hijos y nietos, etc. y desde un lugar de carencia sentía ganas de estar viviendo una situación similar, y me preguntaba, ¿por qué no me toca eso a mi?.
Este proceso y estado que estaba experimentando venían de la mano de una decisión que yo creía que tenía que tomar. Estando en la roca podía observar distintos aspectos de mi personalidad bien marcados que tomaban el mando alternadamente: una parte más pasiva o yin, que siempre tiende a quedarse y a no actuar y a ser demasiado pequeñita y a sentir que todo pesa demasiado, otra parte más activa o yang, que siempre quiere romper, cambiar, soltar, dejar, pero desde un lugar no demasiado armónico y que suele traer más sufrimiento. Y se me ocurrió, desde un lugar de mucha sinceridad y simpleza, preguntar internamente, “¿cuál parte de mi es la más alineada con mi Ser Superior? ¿La parte pasiva que tiende a no actuar, o la parte activa que tiende a romper y dejar?” y la respuesta se dió clarísima: “Ninguna de las dos”, y esta respuesta fue acompañada por un estado inefable, más allá de palabras, un estado de absoluta ecuanimidad y claridad.
Y de allí surgió este ejercicio, ya que comprendí que se había dado la Conexión con el Ser Superior. Todo el sufrimiento, el pesar, la soledad y las dudas se habían disipado. Pude Ver y Sentir la Naturaleza, los Árboles, los Cantos de los Pájaros, el Constante Rumor del Agua corriendo debajo mío, el Cielo claro, la Luna saliendo tras el Cerro, el Ser que estaba a mi lado, todo Estaba allí, en Armonía, en Unidad.
Comprendí que lo Único Verdaderamente Importante en nuestra Existencia es Esta Conexión. Todo lo demás sólo son experiencias, podemos tomar decisiones, que pueden cambiar los paisajes y vivencias, tal vez más alineadas con lo Superior, podemos aprender de estas vivencias, pero lo Importante e Imperecedero es Esta Conexión.

Conexión con el Ser Superior – Poderoso Ejercicio de Síntesis
Nos sentamos en una posición cómoda, preferentemente con la espalda recta y los hombros y todo el cuerpo relajados. Entrecerramos los ojos, nos enfocamos en nuestra respiración y dejamos que se sucedan varias respiraciones lentas y profundas hasta nuestro vientre. Observamos y sentimos el recorrido del aire, observamos y sentimos nuestro Cuerpo Interior y nos enfocamos en él.
Internamente, sintiendo y poniendo la atención en cada palabra, decimos:
Aquí, Ahora, Pido Conectarme con mi Ser Superior, y pido que, a partir de este momento, esta Conexión sea Permanente y por Siempre.
Hoy Finalmente Comprendo que lo Único Verdaderamente Importante Es Esta Conexión.
Hoy Finalmente Comprendo que la Verdadera Dicha, la Verdadera Paz, la Verdadera Felicidad, la Verdadera Abundancia, la Verdadera Inspiración, el Verdadero Amor, la Verdadera Salud, el Verdadero Equilibro, la Verdadera Voluntad, sólo pueden derivarse de esta Permanente Conexión con mi Ser Superior.
Hoy Finalmente Comprendo que mi Ser Superior es mi parte Eterna, Imperecedera, que seguirá Existiendo cuando mi personalidad y mi cuerpo físico mueran. Aun más, Hoy Finalmente Comprendo que, antes de que yo naciera, mi Ser Superior Es, y cuando mi personalidad y mi cuerpo físico mueran, mi Ser Superior Es.
Mi Ser Superior Es lo que Yo Soy. La Conexión con mi Ser Superior es mi Derecho de Nacimiento y de Existencia.
Hoy Finalmente Comprendo que lo Único Verdaderamente Importante Es Esta Conexión.
(Lo que sigue a continuación puede ser parte del ejercicio o no necesariamente.)
Luego de esta Poderosa Síntesis, Hoy miro hacia atrás y veo mis búsquedas pasadas, que a veces eran casi a tientas y desde estados de sufrimiento: búsqueda de dicha, paz, abundancia, inspiración, amor, de tener una familia, amigos y pareja afín, o lo que sea, creyendo que eso que buscaba me daría plenitud y llenaría mi vacío, o taparía mi sentir de carencia. Hoy Finalmente Comprendo que Estando en Conexión con mi Ser Superior, ya no siento nada como carencia, ya no hay soledad, ya no hay vacío, ya no hace falta familia, ni pareja, ni amistades que completen mi felicidad, y la paradoja es que, cuando Somos desde esta Conexión Permanente, muy probablemente todo esto se nos vaya dando orgánicamente y sincrónicamente a su debido momento.
“Moremos en la Divinidad, y todo lo demás nos será dado por añadidura.”

El Ser Superior Responde y Aclara
Desde este Estado de Conexión con el Ser Superior se suelen aclarar todas las dudas, suele disiparse todo tipo de angustia o pesar, suelen esclarecerse decisiones que tengo que tomar. Incluso podemos realizar preguntas a nuestro Ser Superior y las respuestas suelen darse claras. Según la percepción individual, algunos podrán escuchar respuestas textuales, otros sentir gran claridad siendo la incertidumbre o la duda reemplazada por comprensión mas allá de las palabras, u otros podrán percibir o recibir una visión como respuesta. Entonces, además de surgir en uno mismo una incomparable Paz y Dicha, todo sentimiento de aburrimiento o inconformidad se desvanece en la certeza de que la Exploración de la Creación no tiene fin.
De todas formas descubriremos que en este Estado de Conexión no suele haber muchas dudas ni preguntas para hacer, sino una Dicha y Alegría de Ser duraderas y permanentes que impregnan cada instante.

¿Hay que repetir el ejercicio?
Es posible que esta Conexión sea duradera y permanente desde el principio. Pero también es posible que tengamos que hacer este ejercicio reiteradas veces para que esta conexión se vaya anclando de forma cada vez más real y tangible, y vayamos sumergiéndonos cada vez más en estas Comprensiones. En este caso, sabremos cuándo tenemos que repetirlo, y es recomendable que lo tengamos presente. Es sumamente importante no hacerlo como algo mecánico, sino Sentir cada palabra y frase, habiéndonos tomado antes unos momentos para conectarnos con nuestra respiración y nuestro cuerpo interior.
El Contacto con la Naturaleza puede facilitar mucho este ejercicio y este anclaje.

Combinando este ejercicio con la Meditación y otras Prácticas
 Si realizamos alguna práctica de meditación, este ejercicio es ideal para combinarlo con ella. Podemos realizarlo previo a la meditación, ayudando a que esta práctica sea mucho más profunda y fluida. Lo mismo para cualquier otro tipo de prácticas de Conexión Interna.

Combinando este ejercicio con Sanación de Bloqueos y Acomodamiento de Situaciones Internas
Si esta conexión no es duradera, o se nos hace muy difícil que se de, puede ser que tengamos bloqueos emocionales a trabajar, y de la mano de estos, situaciones internas que tengamos que acomodar y resolver. A menudo estos bloqueos y situaciones suelen arrastrarse del pasado, tal vez desde nuestra adolescencia, o nuestra infancia, incluso desde nuestra gestación u otras existencias. Muchas veces tienen que ver con nuestros familiares más cercanos, como nuestros padres, hermanos, seres que partieron, o incluso algún ancestro que no conocimos. La figura de nuestros padres es importantísima para que podamos estar equilibrados y para que podamos conectar con nuestro Ser Superior, ya que al nacer y en nuestros primeros años, ellos son lo más cercano que tenemos al mundo espiritual. Ellos son quienes nos reciben por primera vez en la tierra, nos dan cobijo y contención. Y por ser tan significativos, muchas veces muchos bloqueos o limitaciones suelen estar ligados a estos vínculos.
Hay muchos ejercicios y muchas formas y muchas terapias para poder trabajar con estos aspectos. A continuación expondremos brevemente uno de ellos.

Ejercicio de Sanación de Bloqueos y Acomodamiento de Situaciones Internas

Si bien la Conexión con el Ser Superior sólo depende de nosotros, en algunas ocasiones puede ser recomendable que nos asistamos con algún/a terapeuta experimentado/a cuando se trata de trabajar con nuestros bloqueos y situaciones internas.
Si de todas formas tenemos el impulso de comenzar con el trabajo nosotros mismos, hay un método muy simple pero muy poderoso que puede ayudarnos (*).
El Primer Paso es identificar cual es el bloqueo o situación a resolver.
Si, por ejemplo, tengo conflictos con mi padre o mi pareja, puedo sentarme en una silla, y colocar delante mío una silla vacía, de forma tal que si hubiera alguien sentado, nos estaríamos mirando el uno al otro.
A continuación cerramos nuestros ojos y “sentamos energéticamente” al ser con el cual queremos trabajar y lo miramos a los ojos (es importante siempre sentir que nos miramos mutuamente a los ojos). Luego, con nuestra voz interior, le decimos todo lo que tengamos para decirle. Podemos descargar todo lo que sea, incluso una profunda ira que también puede expresarse físicamente, ya que estaremos trabajando con el Ser de la otra persona, y en ese Estado nada puede ser lastimado o dañado. Por el contrario, es sumamente aliviador para ambas partes cuando se suelta la negatividad que se lleva adentro, muchas veces oculta en nuestra sombra. Una vez que, sinceramente, sintamos que ya hemos dicho todo y ya nos hemos descargado, nos detendremos a escuchar atentamente lo que ese ser tenga para decirnos, y luego le decimos “Si”, y lo tomamos.
En el caso de nuestros padres, luego de realizados estos pasos, es sumamente saludable invitarlos a que energéticamente permanezcan detrás de nosotros como apoyándonos: nuestra madre detrás de nuestro hombro izquierdo, y nuestro padre detrás de nuestro hombro derecho. Incluso podemos visualizar cómo nos apoyan sus manos en cada hombro. Muchas veces son asombrosos los cambios y liberaciones que se suelen dar con este tipo de ejercicios. Y este tipo de trabajo de liberación podemos retroalimentarlo preguntando a nuestro Ser Superior si hay algún aspecto nuestro con el cual nos queda pendiente trabajar.

El camino de nuestra Evolución es siempre ascendente, como una espiral que se eleva infinitamente a niveles más y más sutiles. Que la Verdadera Dicha, la Verdadera Paz, la Verdadera Felicidad, la Verdadera Abundancia, la Verdadera Inspiración, el Verdadero Amor, la Verdadera Salud, el Verdadero Equilibro y la Verdadera Voluntad Siempre nos acompañen en el Camino.


Autor: Sebastián Alberoni - www.caminosalser.com/quienessomos/#sebastian-alberoni
www.caminosalser.com

(*) Nota: El ejercicio que hemos dado en llamar "Sanación de Bloqueos y Acomodamiento de Situaciones Internas" nos ha sido transmitido por Monserrat Matteazzi, Terapeuta de Conciencia Energética. Email: monserratmatteazzi@hotmail.com


Que mi Ser tome el mando. Por Sebastián Alberoni


En esta ocasión quiero compartir una herramienta sumamente sencilla que todos podemos utilizar, que me ha ayudado a experimentar milagros y cambios asombrosos en mi vida reciente. Luego de vivir por mucho tiempo una situación difícil que yo no estaba pudiendo resolver, me di cuenta de que lo mejor que podía hacer era entregarme a que mi Ser tome el mando y lo resuelva por mi. Aclaro en caso de que haga falta, que con “Ser” me refiero a esa instancia Eterna que es parte de lo que soy, y que todos tenemos disponible, esa parte de nosotros que existe más allá de nuestra experiencia aquí en el plano físico, que está más allá del transcurso del tiempo, y que seguirá existiendo cuando mi cuerpo físico ya no esté aquí. 

Entonces, desde un lugar de total entrega intencioné “Que mi Ser tome el mando, que mi Ser me de claridad y guía”. Y no fue solo recitar unas palabras. Fue hacerlo de todo corazón, desde el sentir, con total gratitud y certeza de que ya ha sido respondido, como “la oración basada en el sentimiento” que describe Gregg Braden en este artículo titulado "La manera perdida de orar de los Esenios".

Y las intuiciones, los sucesos y sincronías que comenzaron a darse a partir de allí, me ayudaron enormemente a resolver mi situación, de formas muy concretas e inesperadas. Y luego, al seguir intencionando eso mismo, siguieron sucediéndose milagros que trajeron más bendiciones a mi vida, milagros de una magnitud y magia que exceden mucho de lo que me había sucedido hasta ahora.

Luego, desde esta misma guía y asistencia, sentí que esta simple pero muy poderosa intención o invocación se podía ampliar un poco, de la siguiente manera:



“Que mi Ser tome el mando, que mi Ser me de claridad, guía, objetividad, paz. Agradezco poder decidir y actuar en alineación con mi Ser”. 

Y si no me estoy sintiendo bien también puedo agregar, “Agradezco poder volver a la frecuencia de mi Ser”.
La recomendación es intencionar esto todos los días, cada vez que lo sintamos necesario, y desde ya cada uno de nosotros lo puede adaptar a su forma y manera. 

Entonces la idea es decir esto y quedarme pasivo?
No, esa no es la idea. Al intencionar esto y permanecer atentos, es muy posible que además de sentirnos mejor anímicamente, se den sucesos sincrónicos que nos ayuden, o tengamos intuiciones muy claras que nos guíen en una dirección o que nos ayuden a actuar. Por ejemplo, en mi caso, luego de intencionar esto, sentí muy claro que definitivamente tenía que mudarme a un nuevo hogar, y lo más extraño fue que sentí que tenía que ir a preguntarle a una persona en particular, si sabía de alguna casa en alquiler. A esta persona la conocía hace poco tiempo, y si bien 
teníamos amigos muy cercanos en común, no tenía mucha lógica ir a preguntarle a ella. El curso de acción más típico hubiera sido preguntar a inmobiliarias o  buscar un alquiler por Internet. Pero la intuición era clara y fuerte. Entonces fui a verla, y resultó que esta persona tenía que viajar por unos meses, y quería dejarle su hogar a alguien de confianza. Y como le parecía difícil resolver esto, el día anterior ella misma  también se lo había entregado a su Ser. Así que la sincronía fue asombrosa, y el resultado fue que a ambos se nos resolvió la situación. Y a partir de allí, al seguir intencionando día a día que mi Ser siga tomando el mando, se siguieron dando sincronías de una magnitud extraordinaria, que al día de hoy me siguen guiando por buen camino. Ni más ni menos que el Camino de nuestro Ser.
http://www.caminosalser.com/

ÁNGELES – CLASE 30. Por Alexiis.


8 de diciembre de 2008



EL ÁNGEL EN NOSOTROS


¿Es posible hablar de Ángeles desde el punto de vista psicológico? ¿Se puede pensar en un "encuentro" a nivel psíquico con las criaturas angelicales a las cuales, según tantas tradiciones religiosas, hemos sido confiados? ¿Es posible adentrarnos tanto en nosotros mismos como para llegar a encontrar esta figura de maestro y consejero, y luego llevar sus enseñanzas a la superficie, a la luz de la conciencia? Aparentemente sí. Por lo menos algunas veces.


En cada uno de nosotros hay otro que no conocemos. Él os habla a través del sueño y nos dice de en qué nos ve distintos de cómo nosotros nos vemos. Si nosotros nos encontramos en una situación insoluble, este desconocido puede darnos un poco de luz, de una manera que sirve para modificar nuestro comportamiento - justamente el que nos ha llevado a esa difícil situación.

Tenemos que tratar de entrar en contacto con ese guía interno de dos millones de años que vive en todos nosotros. En general, la mayor parte de nuestras dificultades dependen de que hemos perdido el contacto con nuestros instintos, con la antiquísima y no olvidada sabiduría que se encuentra almacenada en cada uno de nosotros.

Nos preguntamos qué son los "Ángeles custodios"? ¿Existen realmente?

El término ?ángel custodio" es un concepto vago pero también positivo. Sí, los Ángeles custodios existen. Se trata de maestros y consejeros, de formas de energía que rodean a cada hombre y que se han dirigido a él por varios motivos. Algunos de estos seres espirituales se ocupan de la evolución y las capacidades cognoscitivas del hombre, otros lo sostienen en las crisis y en los peligros. Pero sólo salvan al hombre de los peligros si éste es el deseo del Padre. Otros más se ocupan de las posibilidades concretas que se le ofrecen al hombre a lo largo de su existencia.

No debe olvidarse que cada uno de estos maestros ya ha alcanzado el nivel de un ser espiritual. Esto significa que ya ha experimentado una cantidad de procesos educativos mayores que los de la persona que guía y acompaña. De alguna manera estos maestros son también protectores, sin embargo no intervienen directamente en los hechos, como se podría pensar al reflexionar sobre la figura del Ángel Custodio, tal como se la entiende tradicionalmente.

Una intervención directa significaría una interferencia en el libre albedrío del hombre. Estos seres están a disposición como maestros, consejeros y guías, si se los invoca, tanto a través de la meditación como por medio de la oración. Esta es una función específica.

El término 'Ángel' es una definición de estos maestros; fue introducido hace siglos pro los cristianos para subrayar de manera precisa la espiritualidad de estos seres. Sin embargo, dicho término no se corresponde totalmente con los hechos, ya que los maestros espirituales de los hombres no tienen para nada las alas que se les atribuyen. Son espíritus individuales que actúan en el plano etéreo.

En todo el Universo las cosas animadas están acompañadas y guiadas por maestros, porque el Padre, en su infinita sabiduría, puso junto a cada ser viviente a quienes pueden guiarlo y sostenerlo. Estos son los maestros. En la religión cristiana se llaman "Ángeles". Ellos existen y están a disposición de todos, para guiarlos en las horas de necesidad, en la meditación y en la oración. Naturalmente dentro de los límites en que no se interfiere con el libre albedrío y el karma del hombre.

Muchas veces estos maestros se nos presentan en nuestros sueños y representan una inteligencia superior a la que tenemos en estado de vigilia y poco a poco podemos llegar a comprender y aprender de los mensajes que nos hacen llegar.

En el Universo visible, cada partícula de materia creada está gobernada por una inteligencia. Desde el más pequeño átomo al sol más esplendoroso, hay un orden pre establecido y hay una inteligencia consciente que lo controla a fin de que cada cosa se desarrolle según el plan pre establecido.

En un Universo tan inmenso nada se mueve de modo casual. Una Ley de absoluta perfección y armonía rige el movimiento, y el movimiento es vida.

La circulación de la sangre en el cuerpo humano, sigue un ciclo perfecto, igual en la cadencia y en el "modelo" al ciclo de las mareas, a las fases lunares, al soplar de las brisas. Cada cosa sigue su propio orden. Cada célula "sabe" exactamente cómo debe comportarse, cada planeta "conoce" cuál es su elíptica y su órbita en el ámbito de la galaxia a la que pertenece.

Los pájaros construyen los nidos con arquitectura admirable, las plantas alternar los brotes, flores, frutos y casi sin cometer errores, en un perfecto equilibrio de conocimiento y belleza. ¿Dónde han aprendido el arte de crear colores, perfumes y sabores? ¿Qué calendario interno hace abrir o cerrar las corolas y caer las hojas o las semillas?

En el Universo todo es orden, equilibrio y armonía y sobre todo, concienciación. Hasta la más invisible partícula subatómica sabe exactamente sobre qué orbita rodar y cómo agregarse. ¿De dónde llega toda esta conciencia? ¿Quién la infunde en la materia?

Ni siquiera queremos tomar en consideración la idea materialista de que la vida en la Tierra se haya autocreado. La ciencia afirma que la vida ha tenido origen sobre el planeta por una serie increíble de coincidencias; presión, temperatura, un fortuito cóctel de proteína y aminoácidos inmersos en la justa dosis de humedad, radiaciones, etc.

Científicamente para la materia puede ser correcto. Sólo que falta un elemento "insignificante": la chispa divina.

El equilibrio es una virtud indispensable si queremos examinar las cosas a nuestro alrededor. Equilibrio en no aceptar por oro de ley cualquier rareza espiritual, religiosa o esotérica, y también equilibrio en no rechazar, a priori, un argumento porque nos parezca irracional o inexplicable.

Hoy es más necesario que nunca trazar aquel mágico, pero aún lejano puente entre la ciencia materialista y el espíritu posibilista, solamente entonces se aclarará el misterio y la mirada del hombre podrá desplegarse sobre dos mundos.

Para comprender cuanto sigue, es necesario dejar de lado, por un momento, los propios pre conceptos y condicionamientos científicos. Proba de aceptar la idea de que en el universo, todas y cada una de las partículas de materia creada son guiadas en su destino y en su función por una inteligencia. A su vez, esta inteligencia singular está guiada por una inteligencia mayor y ésta por otra mayor todavía, etc. Es como un inmenso juego de cajas chinas en cuyo vértice, infinitamente lejano, pero siempre presente, esta Dios.

Pongamos un ejemplo: nuestro cuerpo funciona porque un complejo conjunto de órganos está en constante movimiento. Que lo recordemos o no, hagamos lo que hagamos, nuestros pulmones respiran, el corazón pulsa, el hígado elabora complejas alquimias…

A cada órgano le corresponde una inteligencia que sabe exactamente cuál es su deber, en qué momento y en qué lugar.
En el caso de descompensaciones de cualquier tipo, todas las inteligencias colaboran juntas para reparar el daño. Por medio de los neurotransmisores se manda al cerebro la señal de dolor, parten los anticuerpos, las endorfinas, etc… o cualquier otro sistema de intervención urgente interna.

Cada perfecta sincronía y supremos conocimiento, las inteligencias elementales proveen, por sí solas, a remediar los daños, naturalmente dentro de ciertos límites. Estas inteligencias no están controladas por el hombre, se activan independientemente de su voluntad.
El mismo despliegue de fuerzas reparadoras es connatural en todos los otros reinos de la naturaleza. Se activa en el cuerpo de los animales, en la planta cuando se corta una flor, o sobre la roca que se auto cicatriza después del golpe del pico.
Existen Devas arquetipos de cada especie creada que conservan el "modelo original", reconstruyendo, reparando, interviniendo cada vez que ocurran mutaciones.

NUESTROS CINCO SENTIDOSLa mayor parte de nosotros no ve a los Ángeles como objetos físicos. Algunos los han visto como campos de luz deslumbrante, demasiado luminosos para observarlos fijamente. Si realmente ves un Ángel, éste tomará la forma que tú más desees. Casi todos nosotros hemos visto pinturas de Ángeles con alas y auras. Si quieres imaginártelos como seres humanos bellos y alados, puedes hacerlo. Si un Ángel está destinado a aparecer ante ti, quieras o no, tomará esa forma. Los Ángeles se han ido apareciendo a personas a lo largo de la historia, pero es un hecho poco frecuente y es considerado como un "gran acontecimiento".

Para conocer a los Ángeles debes modificar con mente abierta, la premisa "ver para creer" pasando a "saber por intuición". La realidad es mucho más de lo que nosotros vemos y oímos. Un ejemplo sería las trasmisiones que difunde una emisora de radio o televisión, igualmente invisibles y silenciosas, pero presentes en todo momento. Vemos los objetos físicamente a través del reflejo de una banda de frecuencias llamada "luz visible", pero no veos en su totalidad el campo magnético tridimensional de luz que nos rodea, sino que sólo percibimos los rayos de luz que abarcan las pupilas de nuestros ojos.

Si filtramos selectivamente la información que nos rodea a través de cada uno de nuestros sentidos, y si ocurren acontecimientos a nuestro alrededor que no son registrados por nuestra conciencia, sucede lo siguiente: parte de la realidad que filtramos pertenece a actos angélicos. Los Ángeles están muy ocupados y se encuentran en muchos lugares a la vez. Si los pudiéramos ver en seguida nos invadiría el caos y podríamos enloquecer. Cuando los santos y místicos oyen voces y ven visiones, la gente se asusta y los califica de "dementes".

Las leyendas cuentan que en otros tiempos era fácil ver y hablar con Ángeles, hadas, duendes, elfos y con otras criaturas mágicas (quizás sea éste el origen del folklore y de los cuentos de hadas) los humanos se preocupaban tanto por la magia de estos reinos, que no prestaban atención al mundo físico. Por razones de desarrollo y de supervivencia tuvieron que "desconectar" sus sentidos y dejar de comunicarse con estos seres mágicos.

Cuando "oímos Ángeles", probablemente son unos coros de voces cantando en la lejanía. Hay casos de Ángeles que han embellecido con sus cantos la música que otras personas escuchaban. También es posible que cuando los Ángeles estén a tu alrededor, oigas dulces y estremecedoras campanas o repiques.

Los Ángeles a veces desprenden una fragancia que nos cuesta identificar. Dos de las que más se aprecian son el jazmín y la rosa.

Algunos creen que se hallan protegidos por Ángeles porque en momentos preciso han sentido un suave roce sobre sus hombros e incluso una fuerte presencia que hace que busquen a alguien inexistente a su alrededor.

No te preocupes si no experimentas estas sensaciones mágicas, imaginativas o físicas hacia los Ángeles, pues ellos no han venido a interferir en nuestro desarrollo; a veces, algunos de nosotros nos dejamos llevar por pensamientos mágicos y experiencias místicas. La actitud más importante a adoptar para atraer a los Ángeles es la del optimismo, felicidad y amor incondicional.

Los Ángeles rodearán a la persona verdaderamente buena y afectuosa y le proporcionará aún más amor y felicidad. Si estas sensaciones las experimentas con rapidez o no, no tiene importancia. Lo importante es proseguir tu propio camino para dar con ellos y modificar el lema "ver par creer" del que siempre nos han hablado.

Los Ángeles son como pensamientos. Los pensamientos no los podemos ver, pero sabemos que existen. Podemos formular cuantos pensamientos queramos, no hay límite para ellos. Imagina por un momento una fuente de la que van brotando pensamientos. Crea un pensamiento positivo de amor hacia una persona. Imagínalo viajando como un rayo de luz y curando ala persona en la cual estas pensando. Este rayo iluminará la mente y el corazón de este ser. Ahora, esta persona posee un corazón luminoso y podrá enviar sus efectos beneficiosos a otras personas. La bendición original ha creado una reacción en cadena de felicidad que cada vez irá llegando a más personas. Imagina lo que puede llegar a provocar un pensamiento negativo. No describiré los eslabones de la cadena pero estoy segura de que tu imaginación te ayudará a ver lo nocivo que ello puede resultar.

Los pensamientos son reales y poderosos aunque no podamos verlos, y lo mismo ocurre con los Ángeles. Cada uno de nosotros tiene su propia "ventana hacia la realidad" y consecuentemente puede obtener su propia experiencia con Ángeles. Sin embargo, existe un denominador común: los Ángeles no hacen daño, sino al contrario, nos ayudan. Todo lo que interfiere en nuestro bienestar o nos distancia de nuestro Yo Superior y nos llega en forma de mensajes, experiencias, acontecimientos o pensamientos, no tiene nada que ver con Ángeles. En su reino sólo se respira energía positiva y luz de amor rosada. Cuando experimentamos momentos cumbres de alegría y/o de amor, significa que hemos conectado con los Ángeles. Los Ángeles no tienen experiencias cumbres, son experiencias cumbres. (Los Ángeles no sufren los altibajos que los humanos sufrimos). Los Ángeles nos sirven de modelo de pensamientos felices y positivos.

EL ÁNGEL DE LA SINCERIDADEl poder de la mente es inmenso: desintegra. Pero el Poder de la Verdad es mayor aún; cohesiona e integra.

Cuando mentimos, nos estamos haciendo daño a nosotros mismos a nivel celular: estamos autodestruyéndonos. Cuando vivimos en la Verdad, estamos cohesionando nuestro Cuerpo de Luz.

La sinceridad es mucho más que una virtud, es el camino que conduce a la Verdad. Y es un camino lleno de atajos, que sortea emboscadas y trampas amparándose en la limpieza del corazón.

Es un camino de lucidez y de valor.

Te propongo que:
Te sientas perfectamente relajada, satisfecha y a gusto contigo misma, en una posición en la que te encuentres particularmente a gusto.

Cierra los ojos y no intervengas: deja que acudan pensamientos y sensaciones, pero no hagas nada ni por que vengan ni por que se vayan. Acepta lo que venga y deja que se vaya lo que se va.

Invoca al Ángel de la Sinceridad y espera pacientemente a que acuda.

Si aparece junto a Él el demonio de la mentira, pídele simplemente que se vaya. Pero no se lo pidas con palabras; te mentiría, diría que se va, pero simplemente se escondería. Pídeselo con el corazón y dale las gracias por irse.

Pídele también con el corazón al Ángel de la Sinceridad que entre a tu vida.

LA PROYECCIÓN DEL PENSAMIENTO
La información que se ofrece concerniente a los medios por los cuales las fuerzas espirituales y mentales pueden ser invocadas y, con la cooperación angélica, radiadas sobre el mundo, puede ser utilizada para bien o para mal.

Todo uso egoísta del poder espiritual es malo. La actividad oculta para auto beneficio material, con la motivación deliberadamente escogida de ventajas personales, es magia negra. La calamidad sigue inevitablemente su práctica.

El empleo de los poderes espirituales y mentales para bienestar de toda la humanidad, sin pensar en la retribución, es magia blanca y procura bendiciones al mundo.

La mente y el cerebro humano son poderosas estaciones mentales de radio. Los pensamientos no sólo modela el carácter de quien piensa, sino también el de los que reciben la transmisión mental. La impresión producida por el pensamiento del hombre sobre su semejante ayuda a formar características individuales y nacionales, e influye sobre el destino humano y el progreso de la civilización.

Tan íntima e incesante es esta interacción psíquica, que todos comparten los logros de cada uno, si bien al mismo tiempo pocos se disocian totalmente de la responsabilidad por la extendida fealdad, crueldad y criminalidad que son la maldición de este planeta. Pues esto último es producto de pensamientos feos, crueles y criminales.

Las ideas que se proyectarán deberán ser escogidas con gran cuidado. Sólo pueden transmitirse con seguridad las verdades incuestionables e inmutables, pues cada verdad tiene detrás y dentro de sí su propia fuerza espiritual. Cada verdad filosófica es un poder al igual que una idea. El pensamiento sobre una verdad hace derivar la energía de esa verdad. La proyección del pensamiento mediante la afirmación mental y la expresión verbal de una verdad libera esa energía.

Las ideas escogidas para ser proyectadas deben, por tanto, suscribir por lo menos tres normas. Deben ser básicamente veraces, no-compulsivas (enviándoselas sólo como ofrendas) y totalmente benéficas en su influencia. Además, para que produzcan máximo efecto, deben ser concebidas y afirmadas impersonalmente y con completa claridad.

PROGRAMACIÓN ANGÉLICA Nº 23
La Sonrisa
Así como un recuerdo en las células puede disparara sentimientos negativos, un recuerdo también puede ser el disparador de sentimientos positivos.

La sonrisa es un ejemplo de ello. Sonreímos naturalmente cuando nos sentimos felices o cuando estamos a punto de reír, de modo que se estima que el hecho de colocar la boca en posición de sonrisa dispara una respuesta feliz.

Vamos a utilizar la sonrisa como un borrador de pensamientos negativos. Cuando surja uno de esos pensamientos, lo haremos desaparecer con una sonrisa. Permitámonos sentir el proceso de la sonrisa que borra los sentimientos negativos de la mente, o visualicemos la sonrisa como un chorro de agua que limpia lo negativo.

Puedes imaginar también la sonrisa como una luz hermosa que brilla a través del rostro. Cuando una persona sonríe, parece hermosa independientemente de sus rasgos físicos; los Ángeles promueven la belleza y en la tierra y adoran una buena sonrisa. Al sonreír atraemos la energía angélica.

Sé que hay momentos en los que no tenemos ganas de sonreír y no soporto que alguien me pida que sonría sin tener en cuenta el resto de los elementos de la situación. Pero uno puede pedirse a sí mismo sonreír incluso aunque no tenga ganas de hacerlo, y el simple hecho de sonreír puede hacernos cambiar de ánimo y de actitud. En otras palabras, conviene sonreír siempre porque la sonrisa atrae a los Ángeles, que nos ayudarán a borrar lo negativo y a transformar la percepción en positiva.

Cuando no sonreímos ni tenemos ganas de hacerlo, tratemos de identificar la razón. Vamos a mirarnos al espejo y a notar qué nos dice nuestra expresión. Tal vez estemos cansados y tengamos una expresión vaga, apática. O tal vez estemos preocupados por algo y tengamos una expresión angustiada y atormentada. ¿Nos vemos tristes e infelices? ¿Enojados? ¿Egoístas? ¿Perplejos? Vamos a observarnos sin juzgar, rastreando la expresión hasta su origen, y luego comencemos a sonreír. No importa si la sonrisa es genuina o no; simplemente sonriamos.

Y si se trata de alguien que sonríe todo el tiempo, incluso cuando se siente mal, que no cambie; que observe qué significa eso, sin juzgarse de manera negativa.

Conviene recordar algunas cosas respecto de la sonrisa: es difícil ser rudo o egoísta con alguien que sonríe, así que si sonreímos más el resto del mundo nos tratará mejor. La sonrisa atrae a los Ángeles; entonces, si sentimos miedo en una situación la sonrisa nos brindará más protección. La sonrisa se facilita con la práctica. Cuando nos invada una sonrisa plena, la felicidad y la paz de los Ángeles nos rodeará y nos abarcará.